GUAYAQUIL

Publicidad

Estas son las reglas para venta de monigotes en la calle 6 de Marzo

La incineración de años viejos se mantiene prohibida en zonas regeneradas y avenidas asfaltadas.

La calle 6 de Marzo es tradicionalmente conocida por el expendio de muñecos de papel que se queman para despedir el año. Foto: El Universo

Publicidad

Agentes metropolitanos realizaron una inspección por 16 locales de la calle 6 de Marzo, arteria donde se venden los tradicionales monigotes que se incineran cada fin de año.

En esos establecimientos se informó a los artesanos que se podrán expender los años viejos siempre que se respete el espacio público y libre movilidad de las personas.

Daddy Yankee, Avatar, Optimus Prime, Baby Yoda, entre otros gigantes de papel, toman forma en calles del suburbio de Guayaquil

Jaime Dávalos, principal del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano de Guayaquil (Cuacme), indicó que este operativo tuvo “como propósito informar a los artesanos y comerciantes las reglas que regirán durante diciembre”.

Publicidad

“Se les dejará expender los monigotes exclusivamente, pero no pirotecnia. Deben dejar desocupadas las aceras y ocupar los soportales cuyos propietarios se lo permitan”, explicó el funcionario.

Dávalos refirió que, en caso de que no haya espacio suficiente, los artesanos podrán ocupar la acera, dejando un espacio mínimo de un metro desde el bordillo para que puedan transitar los peatones.

Esta es la agenda de eventos navideños que tendrá Guayaquil durante diciembre

Por su parte, la Dirección Municipal de Justicia y Vigilancia recordó que está prohibida la quema de años viejos en zonas regeneradas o en calles y avenidas asfaltadas.

Publicidad

Esta es una medida que rige en la ciudad desde antes de la pandemia del COVID-19. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Lo último

El sexo de los animales

Hace 70 años la palabra hombre incluía a los varones y las mujeres, pero hoy es casi imposible usarlo en ese sentido, que es la primera acepción.

Publicidad