La mañana de este lunes en medio de un fuerte contingente de agentes metropolitanos, un grupo de comerciantes protagonizó un plantón en la avenida Olmedo, en el sector de la Bahía, centro de Guayaquil, exigiendo que los dejen ocupar las aceras y vender sus productos en esa zona de la urbe.

Con carteles en mano, ellos pidieron que se respete la orden que emitió el viernes pasado el juez José Geovanny Suárez Chávez, quien aceptó medidas cautelares presentadas por la Alianza Radar Social para permitir que comerciantes informales utilicen espacios públicos.

Hoy, los metropolitanos dispersaron a los manifestantes y estos no pudieron ocupar los espacios con su mercadería, que esperan vender en este mes de mayor actividad comercial por las fiestas navideñas y de fin de año.

El sábado pasado, los comerciantes informales intentaron hacer uso de las aceras, sin embargo, los agentes metropolitanos no permitieron que se ubicaran y se dieron desmanes que la mañana de este lunes se contenían.

A las 09:00, los comerciantes ya se habían retirado y las aceras de la vía estaban despejadas. Cada 10 metros se ubicaba un uniformado, mientras que la actividad comercial en los locales y puestos regulados se mantenía normal.

Jaime Dávalos, director del Cuerpo de Agentes de Control Metropolitano (Cuacme), indicó que la presencia de los efectivos se realiza para evitar las aglomeraciones y minimizar los contagios de COVID-19.

El funcionario explicó que 355 agentes fueron desplazados a esa zona para precautelar el orden.

Dávalos aseguró que este tipo de operativos serán replicados en zonas como la avenida Casuarina, en el noroeste; en los sectores Sauces, Alborada, Mucho Lote 2, en el norte. (I)