Fernando Ayala, jefe de la División Forestal del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil, daba indicaciones por una radio, cerca de las 13:30 de este miércoles 22, en un tramo del cerro Colorado, en el norte de la ciudad.

A pocos metros, efectivos de esa institución luchaban contra el fuego que se había iniciado pasadas las 11:30. Las llamas comenzaron a expandirse por varios tramos, lo que comenzó a complicar las tareas de extinción del fuego.

“Mueve una unidad más para ir avanzando”, expresaba en una radio, mientras otros compañeros aplicaban agua sobre la vegetación. Varias motobombas se acercaron a pocos metros del foco del incendio. El intenso sol también complicó las tareas de sofocación del fuego.

Aquel incendio, declarado con alarma 3 y que se inició a las 11:30, fue el segundo que se registró en cerro Colorado, en menos de 24 horas. La noche del pasado martes, las llamas arrasaban con vegetación en ese mismo bosque protector, a una distancia de dos kilómetros.

Publicidad

Las primeras llamas comenzaron a aparecer a las 18:50, según varios testigos que transitaban por la autopista Narcisa de Jesús, a la altura de la urbanización Metrópolis.

Dos incendios se registraron en menos de 24 horas en el cerro Colorado, norte de Guayaquil. Foto: El Universo

Personal bomberil acudió en nueve unidades para combatir el fuego. Las llamas se extendieron por dos hectáreas en este cerro. “Se lo pudo controlar evitando que se vaya hacia la parte de atrás donde hubiera sido muy complicado poder contenerlo”, manifestó ayer Ayala.

A las 20:25, el incendio ya había sido controlado por los bomberos. Al sitio acudieron funcionarios de la Dirección Zonal de Ambiente, Agua y Transición Ecológica y la Dirección Municipal de Gestión de Riesgos para realizar una evaluación sobre las afectaciones en esa área.

No obstante, a las 11:30 de este miércoles 22, otro incendio alarmó a los conductores de la zona, a pocos metros del primer hecho. Personal bomberil, en diez unidades de combate, acudió para sofocar las llamas.

“Es un incendio bastante complicado por su acceso y agravado por las condiciones meteorológicas que tenemos actualmente, el incendio está bastante difícil de acceder a su parte activa”, refirió Ayala durante los trabajos de sofocación de las llamas.

Contó que sus labores se centraron en evitar que las llamas se extiendan por la zona interior del bosque, donde se evidenciaron estructuras de caña.

Publicidad

A las 14:30, el fuego había sido controlado. Técnicos de Bosques y Vida Silvestre del Ministerio del Ambiente llegaron a la zona para recabar información sobre este suceso.

Ayala indicó que en los dos hechos no hallaron restos de animales o especies afectadas por el fuego.

El jefe bomberil manifestó que los dos incendios fueron provocados por personas, tomando en cuenta las características de estos hechos.

“La vegetación está bastante seca. La recomendación es que eviten ingresar a hacer fogatas o algún tipo de operaciones en este bosque, hay mucho lugar abierto, mucho acceso fácil donde entra todo tipo de personas a esconderse, a quemar cables, mendigos que se meten realizan fogatas”, explicó el jefe de la División Forestal.

Según organizaciones ambientales, en el cerro Colorado habitan al menos 90 especies de animales y 70 de vegetación. En los últimos años, este bosque protector ha sufrido varios incendios que han afectado decenas de hectáreas.

Se espera que el Ministerio del Ambiente muestre una proyección de las afectaciones por los incendios registrados en el cerro Colorado.

Xavier Salgado, presidente de la organización Medio Ambiente Sustentable, expresó que en otros bosques de la ciudad ha evidenciado rastros de fogatas prefabricadas.

Por ejemplo, contó que el pasado lunes, a las 17:00, realizó un recorrido por el cerro Paraíso, en el oeste de la ciudad. En el sitio hallaron cañas quemadas armadas en forma de fogatas. (I)