“Perder la visión es como volver a nacer, tienes que adaptarte nuevamente a todo”, reflexiona Tito Parrales, un ciudadano no vidente de 74 años que, pese a su edad, recorre las calles de Guayaquil con su bastón para hacer sus actividades casi con normalidad. Él fue uno de los 25 no videntes que hoy recibieron un bastón nuevo por parte de representantes de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, que hizo eco del Día Internacional de los Bastones Blancos.

En Guayaquil, a más de esta entrega de bastones, también se desarrollaron jornadas de concientización en centros masivos, como el Terminal Terrestre de Guayaquil, centros comerciales e incluso durante la jornada en línea de algunos centros educativos de la ciudad.

Tito Parrales, que acudió hoy a las bodegas de la Junta de Beneficencia para la entrega de bastones, contó que padece de retinitis pigmentaria progresiva y que desde los 14 años empezó a perder la visión.

“Ya desde el 2000 me declararon ciego. Aunque veo sombritas, tengo un poco de vista periférica; si veo de frente, puedo alcanzar a ver algo de alrededor. Es difícil que las personas se tomen la paciencia para ayudarnos, muchas veces nos llevan a la carrera y deben darse cuenta de que cuando uno es ciego hasta cuesta mantener la estabilidad, y por eso usamos el bastón”, comentó el adulto mayor, que integra la Asociación de Personas con Discapacidad Unidos Somos Más.

Publicidad

Sin embargo, esta condición no impidió que Tito se convirtiera en psicólogo industrial y maestro de colegio, ahora ya jubilado. Él comenta que hay aún un largo camino de concientización a la ciudadanía para incluir y ayudar más a las personas con discapacidad visual.

Héctor Ullauri Reyes, jefe de Donaciones de la Junta de Beneficencia de Guayaquil, explicó que se incluyó a 25 personas no videntes de la Federación Nacional de Ciegos del Ecuador y a la Asociación de Personas con Discapacidad Unidos Somos Más.

En el acto estuvieron representantes de fundaciones, como Santa Plúas, presidenta de la Asociación Unidos Somos Más. Ella comentó que buscan mayor inclusión para seguir generando conocimientos técnicos, emprendimientos y diversas formas de poder ayudarse. “Ahora estamos dando capacitaciones de teléfonos inteligentes, que es la herramienta con que nos comunicamos; estamos en todas las redes sociales y queremos seguir ampliando los conocimientos de este grupo, que se sigan incluyendo en proyectos que mejoren su economía y la de su familia”, comentó la mujer, quien perdió la visión debido a una caída en su adolescencia.

Mientras que en la mañana hubo una jornada de concientización sobre la atención a personas no videntes en el Terminal Terrestre, Mall del Sur y en la plaza de la Administración, en el centro. Un equipo de la dirección de Inclusión Social colocó una venda negra en los ojos a las personas y les otorgó un bastón para que se pongan en los zapatos de los ciegos; en este ejercicio también participaron los guardias de seguridad de ese sitio, que son los que tienen contacto directo con los ciudadanos.

Sindy Espinoza, directora de Comunicación de Fundación Terminal Terrestre, contó que es necesario que las personas tomen conciencia del trato de las personas hacia los no videntes, que los terminales son sitios en que a diario decenas de personas con esta discapacidad circulan solas y hay que darles todas las facilidades y ayuda.

Luis Baque, del Centro Municipal de Apoyo para Personas con Discapacidad 4 de Enero, de la Dirección de Inclusión Social, contó que se les explica la técnica del rastreo con que se movilizan los no videntes.

“Queremos que las personas sepan que los no videntes deben mover el bastón de izquierda a derecha, del ancho de la persona. Hay que identificar obstáculos, huecos; si este movimiento es muy brusco, puede causar un accidente. Queremos que las personas tengan paciencia, mantengan la distancia y tengan esa empatía para poder ayudar a las personas que andan con bastón”, comentó él.

En el Centro de Estudios Espíritu Santo las maestras en la materia de Formación para la Vida realizaron una explicación por el Día del Bastón Blanco, e invitaron a la concientización a los alumnos para tener más respeto e inclusión a los ciudadanos no videntes. (I)