Un estudio ambiental para enfrentar el pulgón, plaga que ha afectado a árboles y plantas de Samborondón, Guayaquil y otras localidades, se socializó la tarde de este miércoles 15 en las instalaciones de la Universidad de Especialidades Espíritu Santo, en La Puntilla.

Dicha investigación fue realizada por esta institución universitaria con el apoyo de Agrocalidad, EcoSambito Cía. Ltda., Sociedad Entomológica Ecuatoriana, Universidad de Guayaquil y el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Guayas.

En la actividad participó el alcalde Juan José Yúnez y funcionarios de la dirección municipal de Gestión Ambiental. El cabildo samborondeño lidera un plan de acción basado en una investigación técnica para proceder con la eliminación de la plaga de una forma responsable con el medioambiente.

La socialización del plan de acción y resultados de la investigación entre las alcaldías de los cantones involucrados se realizó en el aula magna de la UEES.

Publicidad

La presencia de plagas (escamas algodonosas) afecta las áreas verdes de Samborondón, Guayaquil, Daule y Durán. Ante ello, en julio de 2021 se creó una mesa técnica para el desarrollo de la indagación sobre el manejo y prevención del pulgón, con el fin de evaluar su impacto y también proponer estrategias.

La afectación de los árboles y de las áreas verdes en estos cuatro cantones ha propiciado el uso indebido de plaguicidas por parte de los ciudadanos y administradores de las ciudadelas residenciales.

Estas respuestas podrían generar impactos negativos a la salud de los ciudadanos, animales domésticos y la fauna silvestre urbana, se indicó durante la reunión, en la que participaron funcionarios del Municipio de Guayaquil.

Dentro del plan difundido este miércoles se decidió la prohibición del uso de plaguicidas en áreas verdes. Además, se estableció un protocolo para el manejo de las plagas dentro de esas áreas.

La mesa técnica de Samborondón recomendó el uso de plaguicidas sistémicos de acuerdo al grado de infestación. Por ello, se sugirió identificar las áreas silvestres aledañas a las áreas verdes de la ciudad que están infectadas, para luego aplicar las sustancias aconsejadas.

Junto con el alcalde Yúnez, se formuló la preparación e implementación de una ordenanza enmarcada en la Ley Orgánica de Sanidad Agropecuaria por parte del municipio. Esto, para fomentar el manejo integrado con énfasis en el control del uso inadecuado de plaguicidas.

Entre otras acciones, se planteó la compra obligatoria de especies vegetales en viveros certificados por Agrocalidad por parte de los municipios y urbanizaciones. De esta manera, se apuntaría a evitar la siembra de especies de plantas susceptibles a las escamas algodonosas.

Además, se propuso la recolección y transportación de los desechos de las podas de los árboles y arbustos infectados en fundas o sacos. Esta acción prevendrá la expansión de las plagas dentro del cantón. (I)