Cuando se trata de la salud ósea en las mujeres mayores de 40 años, no solo el calcio es el protagonista. Existen vitaminas menos populares pero igualmente esenciales para mantener la fortaleza y resistencia de los huesos a medida que envejecemos y que la menopausia incide cada vez más en las funciones de nuestro organismo.

Estas vitaminas, muchas veces pasadas por alto, juegan un papel vital en la prevención de enfermedades como la osteoporosis y son aliadas fundamentales para garantizar una buena calidad de vida en esta etapa.

OMS identifica 15 bacterias peligrosas por su resistencia a los antibióticos

Vitaminas que fortalecen los huesos después de los 40 años

Exponerse a la luz solar contribuye a la absorción de esta vitamina D. Foto: Unsplash

De acuerdo con Telva, las vitaminas que toda mujer mayor de 40 años debe tomar son la D3 y K2, las cuales inducen “la síntesis y la carboxilación de la osteocalcina, lo que se traduce en una regeneración ósea” cuando se consumen juntas.

Publicidad

Estas se pueden obtener de forma sencilla. Por ejemplo, el ser humano recibe vitamina D3 con el simple hecho de exponerse a los rayos solares por unos 20-30 minutos al día o por el consumo de alimentos como los pescados grasos y yema de huevo.

Por otra parte, la vitamina K3 se encuentra en las yemas de huevo, hígado, quesos grasos, yogures y la soja fermentada. Ambos nutrientes también pueden obtenerse a través de suplementos alimenticios, siempre y cuando sea aprobado por un médico para evitar posibles complicaciones de salud.

¿Cómo benefician estas vitaminas a los huesos?

La vitamina K2 puede obtenerse a través de la comida o de suplementos Foto: Istock

El colecalciferol, conocido como vitamina D3, es crucial para la absorción de calcio y fósforo en el cuerpo, manteniendo niveles óptimos en la sangre y apoyando el sistema inmunitario, como también indica Telva.

Publicidad

Omega 7: el nutriente que actúa como una hormona para aliviar problemas metabólicos en mujeres después de los 50 años

Por otro lado, la vitamina K2, o menaquinona, es esencial para la mineralización ósea y la prevención de la pérdida de masa ósea en la etapa perimenopáusica. Además, activa la osteocalcina, facilitando la incorporación de calcio en los huesos.

(I)

Te recomendamos estas noticias