La Facultad Latinoamérica de Ciencias Sociales (Flacso) se unió a las preocupaciones de la Universidad Andina Simón Bolívar (UASB) sobre las reformas a la Ley de Educación Superior (LOES) que fueron incluidas en la Ley de Extinción de Universidades.

Mostró, además, inquietud por transferencias adeudadas de parte del Ejecutivo.

Según Juan Ponce, director de la Flacso, las disposiciones contenidas en las reformas educativas permiten que los fondos públicos se utilicen exclusivamente para becas, sin que se puedan usar para otras actividades como la investigación.

Publicidad

"Esto es algo muy grave para universidades de post grado, cuyo eje central de la actividad académica es la investigación y la docencia", argumentó.

Ponce señaló que hubo un acuerdo de compromiso para garantizar recursos hacia la investigación con la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), ratificado por el Consejo de Educación Superior (CES), pero que en el debate en el pleno de la Asamblea se modificó.

Por ello aspira a que se "respete lo acordado" en un veto de las reformas que está en manos de la presidencia de la República o en un convenio institucional. De no cumplirse el acuerdo, señaló que utilizarán todos los espacios disponibles para protestar y reclamar por ese incumplimiento.

Publicidad

Con respecto al tema de retrasos, Ponce mencionó que son 7 meses sin transferencias gubernamentales, cuyo monto asciende a $ 8 millones y medio.

Para enfrentar esa crisis, la entidad hizo algunos ajustes administrativos y suspendieron un proyecto de infraestructura. "Alcanzamos a pagar diciembre y estamos prácticamente sin liquidez", refirió.

Publicidad

Dijo que no ha habido diálogo con el Ejecutivo, sino la oferta general hecha a todos con quienes mantiene deudas, de que van a hacer pagos en la primera semana de enero.

Sobre que en el futuro, se establecería que los recursos correspondientes al valor de las becas totales y parciales serán adjudicadas por el Gobierno, la Flacso preferiría que todo el proceso sea administrado por las universidades.

En esa universidad de posgrado, hay unos 1.000 estudiantes, unos 65 profesores a tiempo completo, ofertan 13 maestrías y 6 doctorados. Una maestría vale $ 6.000 y un doctorado $ 10.000.

Sin los recursos para investigación los costos podrían duplicarse.

Publicidad

El total de las transferencias estatales llega a $ 15 millones y medio, lo que se utiliza para investigación es de alrededor de $ 8 millones. (I)