El exsecretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, lamentó, a través de una carta, la decisión del Gobierno de Ecuador de retirarse del organismo regional.

Solicitó a los asambleístas ecuatorianos evaluar el costo de “prescindir de beneficios que representan los avances de once años de trabajo”.

Samper afirmó que Ecuador podría tener impactos sociales, laborales y comerciales si sale de la Unasur: “¿Se ha tenido en cuenta el impacto de prescindir del permiso de trabajo temporal, gracias al cual hoy trabajan más de tres millones de suramericanos fuera de sus países de origen, de los cuales 100.000 podrían ser ecuatorianos?”.

Publicidad

“Unasur es el patrimonio institucional más importante que hoy existe en materia de integración regional”, indicó y añadió que la salida de los países de la Unasur no es fácil, ya que requiere “la denuncia del Tratado Constitutivo y su aprobación por la mayoría de los órganos legislativos... También exige esperar un plazo de seis meses y el pago previo de los compromisos financieros de sostenimiento pendientes, que pasan de los $ 20 millones”. (I)