El gerente general de la Empresa Eléctrica Quito (EEQ) resolvió cancelar el concurso para la compra de 465 MW de nueva energía eléctrica a través de un convenio de asociatividad entre varias empresas distribuidoras del país. Lo hizo acogiendo un informe de la comisión técnica, presidida por Gonzalo Ulpiano Enrique Páez Chacón, fechado 22 de noviembre.

Este concurso, que iba a costar $ 163 millones a las distribuidoras, había sido propuesto por el operador nacional de electricidad Cenace para reducir el déficit de energía durante este estiaje (octubre 2023 a marzo 2024). De acuerdo con las autoridades salientes, como el viceministro de Electricidad, Juan José Espinosa, justamente la finalización de los cortes de luz estaban atados a que ya se pudiera realizar la compra de esta nueva energía. Sin embargo, una comisión técnica estableció que aún hacían falta algunos procesos para que se lleve a cabo de manera exitosa la contratación.

De esta manera el concurso queda truncado, el mismo día que se inicia el nuevo Gobierno, el cual deberá dar soluciones a la crisis de apagones que vive el país desde octubre pasado.

Publicidad

La comisión ha dicho que se requieren de autorizaciones portuarias, ambientales y del Servicio Nacional de Aduana del Ecuador para las soluciones adicionales terrestre o marítima que se instalarán dentro del territorio ecuatoriano.

También ha planteado la necesidad de contar con visa de residencia temporal de trabajo para la movilidad del personal que va a operar las soluciones adicionales. Estas durarán de uno a tres meses; excediendo los plazos para que se pueda poner en marcha la contratación del servicio de abastecimiento de energía eléctrica adicional para afrontar las condiciones de estiaje 2023-2024.

En una última entrevista realizada por Diario EL UNIVERSO, el viceministro había indicado que de un sondeo de mercado las ofertas de energía obtenidas iban de 8 centavos hasta 10 o 15 centavos kWh. Es decir precios más baratos comparados con otros precios como los de Colombia.