La empresas de telefonía celular Claro y Movistar informaron que la eliminación del impuesto a los consumos especiales (ICE) para planes de personas y planes corporativos (del 10 % y del 15 %, respectivamente) se ha hecho efectiva desde el 1 de diciembre.

En este sentido, Claro ratificó que a partir del 1 de diciembre de 2021 ya no gravan con el impuesto a los consumos especiales (ICE) los servicios de telefonía móvil y fija, de acuerdo con la Ley Orgánica para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad. Sin embargo, aclaró a sus clientes que, “dependiendo de la fecha de corte de los servicios de telefonía móvil y fija, los clientes recibirán en su factura el valor prorrateado del ICE sobre los días correspondientes hasta el 30 de noviembre”.

Esto significa que los planes que sean cobrados a mediados de mes, por ejemplo, tendrán una parte, correspondiente al mes de noviembre, gravada con ICE y otra, correspondiente a diciembre, sin ICE.

Por su parte, la empresa Movistar informó que como siempre, cumplen las leyes y normativas de los países donde se encuentran. En el caso de la entrada en vigencia de la Ley de Desarrollo Económico, explica que tuvieron que hacer rápidos ajustes en los sistemas para poder configurar la eliminación del ICE al servicio de telefonía celular, a partir de este mes de diciembre. Gracias al esfuerzo y dedicación de nuestra área de sistemas, se logró cumplir con ello.

Además dijo que en función de las fechas de corte que tenga cada cliente, a partir de diciembre las facturas ya recogen la eliminación del ICE (el primer mes en forma proporcional y hacia adelante la eliminación completa).

Adicionalmente, explicó que cualquier medida que fomente el uso de la tecnología y la conectividad para los ciudadanos siempre será positiva, ya que la digitalización tiene un sinnúmero de posibilidades de desarrollo social. En este caso, la eliminación del ICE es un incentivo para que los clientes que tuvieron que abandonar los planes cuando se implementó el impuesto puedan regresar a la modalidad Pospago.

En 2016, durante el gobierno de Rafael Correa, se gravaron los planes corporativos, pero no los de las personas con ICE, a través de la Ley de Equilibrio de las Finanzas Públicas. Luego, en 2019, la Ley de Simplificación y Progresividad Tributaria dispuso el cobro del 10 % del ICE para los planes de personas. Esto, según ha dicho Jorge Cevallos, director ejecutivo de la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones (Asetel), generó una pérdida de al menos 800.000 planes para personas. Esto, porque prefirieron migrar a la modalidad prepago, que sin embargo tiene costos más altos.

Ahora, el ICE deja de regir tanto para los planes corporativos como para los personales.