En un evento realizado en la Gobernación del Guayas, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) entregó al presidente Guillermo Lasso el estudio denominado: La Integridad Pública en el Ecuador: hacia un Sistema Nacional de Integridad. El informe reconoce a la integridad pública como un factor relevante para el desarrollo económico y las mejoras en políticas públicas.

La Secretaría de Comunicación de la Presidencia, informó que desde el 20 de octubre hasta junio de 2021, más de 30 actores del sector público, empresarial y de la sociedad civil participaron en la investigación. El estudio contó con el aporte de la Cooperación Alemana GIZ a través de un diagnóstico y recomendaciones para la implementación de un Sistema de Integridad Pública acorde a la realidad del país y con base a las mejores experiencias de otras naciones desarrolladas.

La OCDE propone en su estudio que el país establezca un Sistema Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción, liderado por el presidente de la República; que dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2021-2025 se defina una hoja de ruta que culmine en una Estrategia Nacional de Integridad y Lucha contra la Corrupción para el periodo 2023-2026; la formulación de una política de Estado de largo plazo de integridad y anticorrupción; entre otros aspectos.

Lasso agradeció al organismo internacional y destacó que el informe indica con claridad lo que debería ser el accionar de la Función Pública.

Así mismo, el presidente manifestó que se están tomando nota de las recomendaciones y expresó que el gobierno tiene que se un modelo de gestión en todo sentido. “Estamos reforzando las alertas; la rendición de cuentas; el acceso a la información; las compras públicas y muchos otros procesos”, dijo.

Jeffrey Schlagenhauf, secretario general adjunto de la OCDE, se mostró complacido de que Ecuador aplique las observaciones en, por ejemplo, la inclusión de la integridad en el Plan Nacional de Desarrollo 2021-2025 o el código de ética para servidores públicos.

Mientras que Frédéric Boehm, jefe del equipo técnico de la OCDE, afirmó que la lucha contra la corrupción es una prioridad para la mayoría de las naciones. Es importante llamar a una coalición interinstitucional y efectiva, expresó.

Por su parte, el embajador de Alemania en Ecuador, Phillip Schauer, reiteró el apoyo del gobierno alemán para combatir la corrupción, que es un fenómeno complejo que afecta gravemente los cimientos de la democracia, la buena gobernanza y la confianza de la ciudadanía, dijo el emabajado. (I)