Loja

Los lojanos celebran desde hace varios días las fiestas religiosas en honor a la Virgen de El Cisne.

La imagen viajera se encuentra expuesta en la iglesia catedral de esta ciudad, y ha recibido la visita de miles de peregrinos, especialmente llegados desde Azuay, quienes son los que arman la fiesta en los exteriores de la iglesia con castillos de fuegos pirotécnicos y danzas.

Publicidad

A ellos se han sumado decenas de artistas locales que le han cantado todas las noches a la venerada imagen en las denominadas “Noches del peregrino”.

Este jueves 8 se celebró la natividad de la Virgen María en la advocación de la imagen de El Cisne.

Una eucaristía campal se llevó a cabo en el parque central. Fue oficiada por un clérigo lojano y la encabezó el obispo de la diócesis lojana, monseñor Walter Heras.

Publicidad

Loja.- Los devotos recorrieron junto a la Virgen de El Cisne las principales calles del centro de la urbe. Foto: El Universo

“La peregrinación mariana es testimonio de una fe que no decae, sino que se acrecienta con el paso del tiempo. Es el testimonio que no se cansa de caminar junto a Jesús y a María. Es manifestación de todos los ecuatorianos. Después de dos años, volvemos a reunirnos en Loja para celebrar a nuestra madre”, dijo.

La imagen, cargada en hombros de sus fieles, recorrió las principales calles del centro de la ciudad, recibiendo flores, aplausos y las arengas emocionadas de los devotos, quienes exclamaron: “¡Que viva la Virgen de El Cisne! ¡Que viva la cumpleañera!”.

Publicidad

La imagen seguirá recibiendo la visita de sus fieles, que aprovechan estas fechas para llegar hasta la feria binacional de Loja, que se desarrolla en el complejo ferial Simón Bolívar, ubicado en el norte de la urbe, en donde se comercializan productos de toda clase de más de 600 expositores. (I)