NOTICIAS

Publicidad

Canuto, parroquia de Chone, intenta sacar a flote su economía a base de la yuca y el almidón

Con $ 2.000 se siembra una hectárea de yuca, que produce unos 40 quintales de este producto. Y con seis quintales de yuca se produce un quintal de almidón.

Chone; MANABÍ. En Canuto se dinamiza la economía con la producción de la yuca y sus derivados como el Almidón, 2022-11-11, foto Juan Bosco Zambrano Foto: El Universo

Publicidad

Chone, Manabí

En Canuto solo se habla de la yuca. En esta parroquia, ubicada a trece kilómetros de Chone, la mayoría de sus habitantes vive del cultivo, la cosecha y el procesamiento de este tubérculo.

A cinco kilómetros del centro poblado de la parroquia está la localidad de Olla Vieja, en donde se encuentra ubicada la primera fábrica de procesamiento del almidón de yuca, que emplea a quince personas de esa comunidad.

Publicidad

Su propietario, Pedro Pablo Alcívar, explica que produce 200 quintales de almidón por semana. “Necesitamos seis quintales de yuca para un quintal de almidón, y el proceso es tedioso”, afirma este hombre de 35 años.

Al día se obtienen 300 quintales de yuca, y aproximadamente 2.000 quintales de almidón cada año, en esa fábrica. La cosecha termina y la fábrica se paraliza durante tres meses hasta que se inicie nuevamente la producción, explica Alcívar.

Las galletas de almidón de yuca que padre e hijo vendían en las calles y tiendas de barrio hoy llegan a Estados Unidos y hasta se comercializan por Amazon

Sembrar una hectárea de yuca cuesta $ 2.000 y se necesitan entre siete y ocho meses para poder cosecharla. Una hectárea produce, en promedio, 40 quintales, lo que representa —con el precio actual— $ 4.000.

Publicidad

Luego, detalla Alcívar, se siguen otros pasos para obtener el almidón: se debe pelar la yuca, rayar y colar, proceso que implica gastos adicionales y que es considerado largo, porque toma un mes hasta tener un almidón bien seco y en óptima calidad.

Chone, Manabí. Los agricultores deben pelar la yuca, como primer paso dentro del proceso para obtener el almidón. Foto: Juan Bosco Zambrano Foto: El Universo

Costos en la actualidad

Actualmente, el quintal de yuca cuesta $ 12, a diferencia del año anterior, en que estaba a $ 6. Mientras que el almidón se comercializa en Guayaquil a un precio de entre $ 80 y $ 90 por cada quintal. En el año 2021, el valor también fue la mitad: se vendía a $ 40.

Publicidad

Durante el tiempo de la pandemia, según Alcívar, se trabajó a medias junto con el personal. Sin embargo, ahora se ha reactivado con mayor fuerza la producción en las comunidades. No solo en Olla Vieja se produce la yuca y el almidón; también se suman otras comunas, como Bejuquillo, Chorrera, San Pablo, Tarugo, Las Cruces, San Elías, Casa Grande, Zapallo, Pichelingue, San Pablo de Tarugo y Limón.

Nativus, el emprendimiento de un grupo de ecuatorianos que busca popularizar el pan de yuca en los EE. UU.

Antonia Vera, de 30 años y moradora de San Elías, aseguró que lleva quince años trabajando con su familia en este negocio: “Las mujeres nos dedicamos a pelar la yuca, a secar el almidón y otras actividades más asequibles. Los hombres hacen el trabajo más fuerte”.

José Vera Chavarría, de 60 años y habitante de San Pablo de Tarugo, tiene más de cuatro décadas laborando en esta actividad familiar. Actualmente tiene tres hectáreas de yuca sembrada, y ya se preparan para la llegada de las primeras lluvias, en diciembre, para sembrar nuevamente.

Chone, Manabí. Con seis quintales de yuca se obtiene aproximadamente un quintal de almidón. Foto: Juan Bosco Zambrano Foto: El Universo

Asociación produce mil quintales de almidón al día

En el 2006 se creó la Asociación de Productores de Almidón con 150 productores, pero actualmente han disminuido a 59 socios. El presidente de este organismo, Iván Cedeño, explica que la mayoría ha desertado por diferentes razones.

Publicidad

Cedeño detalla que hay más de mil rayadoras entre grandes, medianas y pequeñas; cinco fábricas tecnificadas; productores que trabajan con máquinas inoxidables y molinos; y, adicionalmente, otros aún continúan en esta labor con implementos artesanales.

En total se produce un promedio de mil quintales de almidón al día, durante los aproximadamente 70 días que dura la producción, en el último trimestre de cada año, explica Cedeño, quien asegura que hay más de 10.000 hectáreas de terreno en donde se siembra yuca considerada de buena calidad (calificadas con las numeraciones 650, 651 y 652) por los agrónomos. La diferencia está en el rendimiento y grosor.

Crean en Ecuador una funda a base de almidón de yuca que se degrada hasta en 180 días

En esta parroquia se producen diversas variedades del tubérculo, conocidas como roja, yema de huevo y espada blanca. “Aquí sembramos la hoja fina y macol, que produce a los seis meses de sembrada”, dice Segundo Chica, comerciante de la zona.

Además está el subproducto de la yuca: cáscara, gabazo y mancha, que sirve para elaborar la harina para procesar balanceado que distribuyen reconocidas marcas. El tallo y la hoja de yuca también se utilizan como alimento para el ganado.

Chone, Manabí. Familias de la parroquia Canuto se dedican a la producción de yuca y sus derivados, como el almidón. Foto: Juan Bosco Zambrano Foto: El Universo

La economía de Canuto está en la siembra y producción de la yuca, actividad que realizan familias enteras. La época de la pandemia los afectó, pero como la producción es interna, la gente siguió produciendo y ayudando a dinamizar la economía en los mercados de consumo.

El almidón, que se obtiene luego de un largo proceso de un mes, se lo utiliza para la elaboración de diversos productos, como embutidos, yogur y especialmente panes y galletas de almidón, dos de los referentes gastronómicos de la provincia de Manabí. También se lo usa como ingrediente para otras comidas.

Antes de dedicarse a este cultivo, Édison Acosta, de 46 años y residente de la comunidad San Pablo de Tarugo, se dedicaba al cultivo de cacao, café y frutas. “El almidón era solo para consumo familiar, pero por la baja de precios optamos por dedicarnos a la yuca”, recuerda el agricultor.

Beneficios de ley tributaria ya son aplicables para el banano y otros sectores

Líder López, de 48 años y morador del sector Las Cruces, destacó que este producto se lo exportaba hacia Colombia antes de la pandemia. Actualmente, lamenta, los comerciantes del vecino país no han visitado esta parroquia.

En las distintas etapas del procesamiento de la yuca trabajan hombres y mujeres. Los dueños de las tierras pagan a los trabajadores, en promedio, de $ 10 a $ 15 cada día, e incluyen el almuerzo.

Los meses en que más se produce el almidón, agrega López, son noviembre y diciembre. “Con este trabajo hemos dado educación y alimentación a nuestros hijos”, dice.

López reiteró que esta actividad es rentable, pero —añade— se necesita el apoyo del Gobierno nacional y de la Prefectura con la reconstrucción de las vías de acceso y la dotación de servicios básicos para impulsar más esta producción agrícola. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Lo último

Respeto a puente

Al puente de la Unidad Nacional luego se le dio el nombre de puente doctor Rafael Mendoza Avilés, por haber sido él, su primer impulsor de la construcción.

Publicidad