Esmeraldas

Este viernes 15 se realizó la ceremonia cívico-militar de entrega de armas a los conscriptos de la leva 2003, primera llamada, luego de culminar con el periodo de entrenamiento militar básico.

Este acto se cumplió simultáneamente con 102 conscriptos en el Fuerte Militar Tulcán, de Carchi; 76 en el Batallón de Infantería Bimot-13, de Esmeraldas; y un número similar en el Fuerte Militar Yaguachi, de Imbabura.

Publicidad

“El fusil simboliza su compromiso y lealtad del militar con el Ejército ecuatoriano y el país entero, defendiendo interna y externamente cualquier amenaza”, manifestó Frank Cando, comandante del Bimot-13.

En ceremonia militar, presidente Guillermo Lasso compromete respaldo gubernamental al Ejército

Por su parte, Alexander Levoyer, jefe de la Fuerza de Tarea Conjunta, agradeció a los padres y familiares por confiar a estos jóvenes para cumplir el servicio militar voluntario, luego de dos años por la pandemia del COVID-19.

Refirió que prefirieron la vida militar antes que involucrarse en delitos que son de dominio público.

Publicidad

Además, agradeció a esta unidad militar de las fuerzas terrestres por su participación en defensa de la provincia de Esmeraldas durante la reciente protesta nacional.

Son unos cinco mil conscriptos de entre 18 y 22 años a nivel nacional que cumplirán el acuartelamiento durante seis meses.

Publicidad

La Dirección de Movilización convocará a la segunda llamada, pero esta vez también a mujeres, a finales de este mes.

En Guayaquil

Ceremonia se realizó en la Base Naval Sur, este viernes 15. Foto: Cortesía Armada

En la Base Naval Sur, en el sur de Guayaquil, un total de 22 conscriptos navales participaron de la ceremonia de entrega de armas. Ellos pertenecen a la leva 2003 primera llamada.

La ceremonia contó con la presencia de César Barros, comandante Accidental encargado de la Base Naval Sur, y Óscar Noboa, director general de Logística de la Armada. (I)

Publicidad