Cables de energía eléctrica, servicio telefónico, internet y accesorios metálicos de instituciones públicas se decomisaron de bodegas de almacenamiento de chatarra en la ciudad de Esmeraldas.

El operativo realizado la mañana de este lunes 19 contó con la participación de funcionarios del Municipio, Intendencia de Policía, Corporación Nacional de Telecomunicaciones (CNT), Corporación Nacional de Electricidad (CNEL) y de la Empresa Mancomunada de Agua Potable (Emapse).

Rubén Ayoví, intendente de Policía, notificó además con citaciones a los propietarios de estos locales, a fin de que eviten la compra de bienes públicos robados. El delito de receptación tipificado en el artículo 202 del Código Orgánico Integral Penal estipula sanciones de seis a dos años de cárcel.

Los robos de cables de distintos servicios han sido recurrentes en las últimas semanas. La Empresa Municipal de Tránsito, Transporte Terrestre y Seguridad Vial (Esvial EP) denunció el robo de cables que afectó la operación de varios semáforos días atrás.

Mientras, este mismo lunes 19, un sector de la Parada 7 se quedó sin telefonía e internet por el robo de un cable multipar en las calles Pedro Vicente Maldonado y Muriel, dijo Xavier Ayala, técnico de la CNT.

En lo que va de este año se contabilizan 17 reportes de pérdida de cable de telefonía que han sido presentados a las autoridades judiciales, indicó.

Moradores de varias zonas se quejan también de la sustracción de cables y robos de antenas de operadoras privadas de telefonía y televisión. (I)