La mañana de este lunes 6 de septiembre, una intensa caída de nieve pintó de blanco las montañas y la vía Pifo-Papallacta, en el nororiente de Quito. Más de 30 vehículos aproximadamente quedaron atrapados al no poder circular por la altura de nieve.

La carretera fue cerrada mientras los rescatistas del Cuerpo de Bomberos de Quito llegaron caminando a cada uno de los vehículos para brindar asistencia. 18 buses de transporte público junto con vehículos particulares quedaron atrapados en el páramo, en medio de la nieve.

Maquinaria pesada también se destinó para la limpieza de la vía, los ocupantes de tres buses fueron evacuados para evitar complicaciones por la baja temperatura en el lugar.

Según información de Bomberos Quito, cerca de las 14:00 se normalizó el tránsito mediante un operativo policial para evitar accidentes a causa de la calzada que se torna resbalosa.

Esta carretera comunica la provincia de Pichincha con Napo, como conexión con la Amazonía del país. (I)