Cuenca

El Museo de las Conceptas, uno de los más importantes de la ciudad, lleva 29 meses cerrado. Una crisis económica agudizada por la pandemia del COVID-19 obligó a sus directivos a cerrar sus puertas. Detrás de sus muros se guardan verdaderas obras de arte, principalmente religioso.

Hasta antes de la llegada sorpresiva del coronavirus al mundo (marzo del 2020), el museo ya tenía aprietos económicos y, a pesar de las diligencias realizadas por la fundación que lo administra, con el paso de los meses la situación se volvió insostenible.

Publicidad

Su principal ingreso eran las entradas pagadas por los visitantes, donaciones esporádicas y el aporte de instituciones públicas, como el Municipio de Cuenca, según explica su directora, Mónica Muñoz.

En octubre y noviembre del 2020 intentaron retomar sus actividades, pero por la incertidumbre de la crisis sanitaria el plan no prosperó y, desde entonces, el cierre se volvió definitivo. Aquí trabajaban seis personas: cinco fueron desvinculadas y una que fue prestada por el municipio local se jubiló hace poco.

Museo cuencano, con riesgo de cerrar puertas

Aunque recorrer a solas sus áreas es un privilegio, porque permite ver en calma y a detalle la colección, también sirve para mostrar los efectos dejados por la inclemencia del tiempo sobre el edificio, que data de 1599, apenas 42 años después de la fundación española de la ciudad.

El Museo de las Conceptas, que aglutina una serie de piezas religiosas, lleva cerrado 29 meses. Johnny Guambaña Foto: Johnny Guambaña

Por ejemplo, en el segundo piso está un canal metálico roto que colapsó por las lluvias y que por falta de dinero no ha podido ser reparado; también hay fisuras en los techos; las escaleras están empolvadas, y así tantos otros detalles en las diferentes salas.

Publicidad

Pero, a decir de la directora, lo más grave es lo que no se observa a simple vista y que realmente impide la reapertura a pesar de que exista la buena voluntad: las instalaciones eléctricas, sanitarias, hidráulicas y de seguridad.

A esto se suma la conservación de las obras, entre las que se encuentran cuadros e imágenes con advocaciones religiosas del año 1700.

A través de la fundación Las Conceptas, entidad administradora del bien, se realizó un replanteo museográfico para cumplir el anhelo de devolverle a la gente este espacio, pero han cuantificado que para este primer paso requieren como mínimo $ 30.000, dinero que por ahora no tienen.

Hasta antes del cierre, uno de los grandes benefactores del museo era el Municipio de Cuenca, que desde el año 2015 le entregaba $ 20.000 anuales para apoyar a un presupuesto que se completaba con el dinero de las entradas de los visitantes y otros apoyos privados.

Publicidad

El museo requiere varias adecuaciones que no se han podido realizar por falta de recursos. Foto: Johnny Guambaña

Pero ahora la situación es diferente, explica Tamara Landívar, directora municipal de Cultura, porque con dinero público “mal podrían seguir invirtiendo en un lugar que está cerrado (…) cuando no hay la contraparte, la contravoluntad de la fundación Las Conceptas” para saber con cuánto aportan ellos económicamente.

Aunque dicen que existe la voluntad política para apoyarlas, el tema es legalmente delicado, porque el lugar no está cumpliendo su rol de exponer arte a la ciudadanía. Sin embargo, en un intento para llegar a un acuerdo, días atrás se realizó una reunión entre las autoridades municipales, los representantes de la curia arquidiocesana y los directivos del museo privado; ahí se acordó iniciar un proceso que permita un acuerdo legal para que fluya el aporte en los próximos meses.

Una de las condiciones interpuestas por la Dirección de Cultura es que se cuente con un proyecto de apertura, para así evitar en un futuro inconvenientes legales, especialmente con la Contraloría General del Estado.

Sobre este particular, Mónica Muñoz refirió que ya cuentan con un plan museológico enfocado hacia lo femenino, que exalta la presencia y el valor de las religiosas conceptas en diferentes espacios del arte, la gastronomía y la cultura local a lo largo del tiempo.

Publicidad

Otro planteamiento de la Dirección de Cultura es que el museo de las Conceptas pase a ser parte de la Red Municipal de Museos, para así canalizar la ayuda municipal de una manera más ágil.

Mónica Muñoz tiene dudas sobre aquello, porque las trabas burocráticas han frenado la concreción de acuerdos; pero, además, ve poco probable esto porque los museos municipales son, desde su perspectiva, una ventana de la política municipal de turno, de lo cual ellos quieren alejarse.

Además, las mismas religiosas le han expresado que, “si no está la fundación en la administración, el museo dejaría de funcionar”.

Ecuador tiene 186 museos, según catastro de Ministerio de Cultura

Por el momento, el convenio con el Museo de las Conceptas está iniciado, pero no hay aspectos concretos que permitan su reapertura. Por lo tanto, las puertas de la propiedad de la congregación religiosa, que fue galardonada por el municipio local en 2019 por conservar el patrimonio cultural e inmaterial de Cuenca desde 1599, seguirán sin abrir.

Sobre esta situación, el director provincial de la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), Núcleo del Azuay, Martín Sánchez, reconoce que, si bien es un tema que terminó de agudizarse en la pandemia, hay competencias claras en la Constitución, la Ley de Cultura y el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización (Cootad).

Trata de decir que a quien le corresponde es a las instituciones que forman el Sistema Nacional de Cultura, integrado por el Ministerio de Cultura, Instituto Nacional de Patrimonio Cultural y el Gobierno local, porque tienen la facultad de conservar un espacio patrimonial que se puede perder por la “ceguera” de las autoridades.

“No hay, hasta donde yo conozco, la intención de estos entes de generar articulación para que el Museo de las Conceptas siga operando (…), lo cual es una pena, porque es privar a los ciudadanos de la posibilidad de tener acceso a los bienes y servicios culturales”. (I)