Manta, Manabí

“Con el señor gobernador (de Manabí) comprobamos que los familiares están en el piso esperando y duermen ahí, entonces entre hoy y mañana por gestiones del señor gobernador vamos a enviar colchones para que la gente pueda descansar en la noche”, fue una de las promesas que realizó esta mañana Alfredo Borrero, vicepresidente de la República, luego de visitar el lugar de contingencia que se habilitó para continuar los trabajos del hospital Rafael Rodríguez Zambrano de Manta, cuyo edificio es actualmente rehabilitado tras los daños sufridos por el terremoto del 16 de abril de 2016.

Borrero también confirmó que, al igual que otras casas de salud, este hospital manabita carece de insumos médicos, se mandan a comprar medicinas y algunos equipos están dañados, a lo que se suma que varios médicos y enfermeros no cuentan con nombramientos.

Indicó que los problemas de los hospitales son similares a los observados en casas de salud de Manabí, y por ello aseguró que realizaba la visita con algunos funcionarios de otras entidades, como del Servicio Nacional de Contratación Pública (Sercop), para ir conociendo los puntos críticos. Asimismo, aspiró a que próximamente comience a fluir la dotación de medicamentos.

En el recorrido, el segundo mandatario también confirmó que desde el próximo lunes se comenzará con la aplicación de las vacunas pediátricas para los niños, dosis que habían faltado en los últimos meses.

“Le hemos pedido a la ministra de Salud que agilite porque ese es un tema prioritario al momento, que los niños tengan acceso a las vacunas”, declaró Borrero, quien esta mañana también ayudó a aplicar dosis contra el COVID-19 a algunos usuarios en los dos puntos de inmunización que hay en Manta.

Borrero junto a María Sara Jijón, directora general del Sercop, visitaron el lugar donde se reconstruye el hospital Rafael Rodríguez Zambrano, del que dijo actualmente cuenta con un 61 % de avance de obra y que espera que en noviembre pueda ser entregado.

Sobre el atraso de algunas planillas de pago de esta obra, Borrero dijo que pese a que las arcas están vacías se tendrá que hacerlo. “Pero vamos a utilizar la inteligencia para cumplir con los procesos”, dijo el vicepresidente.

El último miércoles, Borrero estuvo en hospitales de Chone y Bahía de Caráquez, donde constató similares deficiencias en el sistema de salud pública. (I)