El opositor ruso y principal adversario del Kremlin Alexéi Navalni murió el viernes en la cárcel del Ártico donde purgaba una pena de 19 años, informaron los servicios penitenciarios.

“El 16 de febrero de 2024, en el centro penitenciario N°3, el prisionero Navalni A.A. se sintió mal después de un paseo y prácticamente perdió el conocimiento”, indicó el servicio penitenciario de la región ártica de Yamal en un comunicado.

“Todos los gestos de reanimación necesarios fueron practicados pero no dieron un resultado positivo. Los médicos de urgencias constataron la muerte del paciente. Las causas de la muerte están siendo esclarecidas”, precisó el texto.

Publicidad

El activista de 47 años había sido condenado por “extremismo” y purgaba una pena de 19 años en una colonia penitenciaria remota del Ártico, en condiciones muy difíciles. Sus múltiples procesos fueron denunciados como políticos y como una estrategia para castigarlo por su oposición al presidente Vladimir Putin.

El mandatario ruso fue informado de su fallecimiento, según su portavoz Dmitri Peskov.

El equipo del opositor aseguró que no se le había comunicado su muerte.

Publicidad

“Todavía no tenemos confirmación al respecto”, declaró en redes sociales la portavoz de Navalni, Kira Yarmish, añadiendo que “el abogado de Alexéi está en estos momentos de camino a Jarp”, la ciudad del Ártico donde se encuentra la prisión. “En cuanto tengamos alguna información, informaremos sobre ello”, apuntó.

En las audiencias de sus procesos en las que participó por video estos últimos meses, a este hombre corpulento de ojos azules se le veía delgado y demacrado. Tuvo varios problemas de salud relacionados con una huelga de hambre y el envenenamiento del que fue objeto en 2020, al que sobrevivió por poco.

Publicidad

Protestas

La cárcel no socavó su determinación. En las últimas audiencias y en los últimos mensajes transmitidos en las redes sociales a través de sus abogados, no dejó de criticar a Putin, al que describió como un “abuelo escondido en un búnker”, ya que el presidente ruso apenas aparece en público.

En su proceso por “extremismo”, fustigó “la guerra más estúpida y más insensata del siglo XXI”, hablando de la ofensiva rusa en Ucrania.

En sus mensajes en línea, ironizaba sobre las humillaciones que los servicios penitenciarios le hacían sufrir.

El 1 de febrero su equipo envió un mensaje a las redes sociales en el que hacía un llamado a manifestarse en Rusia de cara a las elecciones presidenciales del 15 al 17 de marzo, que probablemente refrenden a Putin en el poder.

Publicidad

La victoria del presidente ruso parece un hecho, ya que los opositores, de los que Navalni era el más destacado, están o encarcelados o en el exilio. Y la represión se ha recrudecido desde el inicio del asalto de Moscú en Ucrania, el 24 de febrero de 2022. (I)