Ocho días después de la denuncia de su desaparición, agentes policiales confirmaron que los restos hallados en una reserva natural pertenecían a la joven Gabrielle Petito. Aún faltan detalles de la autopsia para conocer cómo murió.

El pasado 11 de septiembre, la familia de Gabby viajó desde Long Island, Nueva York, hasta Florida luego de más de dos semanas de no tener noticias de la chica, quien en el mes de julio se había embarcado en una travesía por parques naturales en Estados Unidos junto a su novio Brian Laundrie.

Lo que desconcertó a las autoridades y a los padres de Laundrie es que él volvió a su hogar en North Port el 1 de septiembre, pero solo, sin Gabby.

De inmediato, las autoridades que se encontraban en la búsqueda de la joven de 22 años que abandonó su trabajo de mesera para disfrutar durante en verano de la naturaleza, consideraron a Brian Laundrie como ‘persona de interés’ en el caso. Ese tratamiento se lo daban debido a que carecían de pistas concretas, pero definitivamente él era la última persona que había visto con vida a Gabby.

Publicidad

Buzos buscan a Laundrie

Aunque en un primer momento se conoció que la familia de Brian colaboró con la Policía, en cambio Laundrie no ha sido visto desde el 14 de septiembre.

La búsqueda por aire y tierra de Laundrie en una zona pantanosa de 25.000 acres (9.700 hectáreas) está motivada en que los padres del joven, que en un principio se resistieron a colaborar con la investigación, admitieron que su hijo salió a caminar a la Reserva Carlton hace una semana.

Un equipo especial de buzos se sumó este miércoles a la búsqueda en una reserva natural de Florida de Brian Laundrie, el novio de Gabrielle, cuya muerte ha sido confirmada como “homicidio”, mientras se evalúan los resultados finales de la autopsia.

Bryanna Fox, exagente especial del FBI y profesora de criminología en la Universidad del Sur de Florida especuló que un “fan” o alguien del “círculo íntimo” de Laundrie podría estar ayudándole a encontrar comida y refugio, de acuerdo al diario Independent, en su versión en español.

Una relación complicada

Gabby Petito y Brian Laundrie se embarcaron en julio en un viaje a través de parques y reservas naturales al oeste de Estados Unidos. El 24 de agosto fue el último día que la joven fue vista con vida, pues el 1 de septiembre Laundrie regresó solo a su hogar en North Port, Florida.

Brian, de 23 años, se negó a hablar con la familia de Petito sobre el paradero de su hija a su llegada, por lo que los padres de la joven denunciaron su desaparición el día 11 de septiembre.

Publicidad

Aunque Laundrie no fue declarado sospechoso en la investigación, también se rehusó a hablar con las autoridades.

Aunque la policía lo ha buscado por todos los medios, se han visto obligados a aceptar que es posible que Laundrie ya no se encuentre en la reserva natural, pues ha tenido varios días de ventaja para huir.

Sin embargo, en Alabama, las autoridades han recibido alertas de posibles avistamientos del joven. Según el portal Independent, Laundrie estaría en Tillman’s Corner, a 965 kilómetros de su casa en Florida.

Mientras tanto, en North Port, la policía consiguió una orden de registro para la casa de la familia de Laundrie, donde vivía la pareja. Christopher y Roberta Laundrie, al igual que su hijo, se habían negado a hablar con la policía y con la familia de Petito, quienes les pidieron información sobre Gabrielle. (I)