La Policía Federal (PF) brasileña detuvo en la ciudad de Rio de Janeiro a uno de los presuntos autores intelectuales del asesinato del fiscal antimafia paraguayo Marcelo Pecci en mayo de 2022, informó este viernes la institución.

La detención del sospechoso, de nacionalidad paraguaya e identificado como Miguel Insfrán por la Fiscalía de ese país, se produjo el jueves en el barrio de Recreio dos Bandeirantes, suburbio de la zona oeste de Rio.

Insfrán, alias “Tio Rico”, era considerado prófugo internacional y era buscado por la justicia paraguaya y la Interpol por tráfico de drogas, lavado de dinero y otros delitos. Era un “blanco prioritario” en el marco de la cooperación entre las policías brasileña e internacionales, dijo la fuerza federal en una nota.

Publicidad

Por el asesinato de Pecci la justicia colombiana procesó en agosto pasado a un colombiano acusado de haber dirigido el operativo junto a otros cuatro ejecutantes.

Pecci, de 45 años, fue asesinado el 10 de mayo del año pasado frente a su esposa embarazada, la periodista paraguaya Claudia Aguilera, cuando vacacionaban en la isla colombiana de Barú, próxima a la ciudad de Cartagena (norte).

El año pasado, medios colombianos y el propio presidente Gustavo Petro habían apuntado a Insfrán y al uruguayo Sebastián Marset, actualmente prófugo, como presuntos autores intelectuales del homicidio de Pecci, aunque ni la justicia colombiana ni la paraguaya formalizaron cargos en su contra.

Publicidad

Especializado en crimen organizado, narcotráfico, lavado de activos y financiamiento del terrorismo, el fiscal había investigado a bandas de Brasil, además de lavadores de dinero libaneses de la zona conocida como la Triple Frontera, área limítrofe entre Paraguay, Brasil y Argentina.

El señalado como presunto autor intelectual de su crimen fue trasladado a un presidio en la zona norte de Rio, donde permanece “a disposición de la Justicia”, informó la Policía de Brasil.

Publicidad

Por su parte, el fiscal director de Asuntos Internacionales de Paraguay, Manuel Doldán, solicitó a las autoridades brasileñas que Insfrán, considerado de “alta peligrosidad”, continúe detenido mientras avanza el trámite para su extradición. (I)