Devastada se encuentra la familia de Laisha Pérez, una adolescente de 14 años, que murió de manera trágica cuando se encontraba en la vivienda de una amiga.

“Le dimos permiso para ir a ver una película y quedamos en recogerla al día siguiente. Era solo una noche la que iba a estar fuera… nunca imaginamos algo así”.

Quien habla es Erick Romero, padre de Laisha. El hombre se declara impactado en contacto con Telemundo.

Publicidad

Laisha, víctima de una masacre

Laisha consiguió la autorización de sus padres para ir a casa de una de sus amigas, Melany Torres, de 13 años, quien la había invitado a pasar una noche disfrutando de películas.

A la residencia de Melany, en Galena Park, en el noreste de Houston, llegó el novio de la madre de Melany y con él entró también la desgracia.

Ese hombre ya vivía en esa casa, por lo que se desconocen los motivos que desencaderon en este triple homicidio, violación y suicidio.

Publicidad

La noche del sábado 18 de febrero de 2023, Humberto Valdez asesinó a Laisha y a dos de las hijas de su mujer. El sujeto, quien llevaba arma de fuego, disparó hasta la muerte a Melany y a su hermana, Sayuri Gil, quien a sus 19 años estaba en su segundo embarazo.

La madre de Melany, Lili Izaguirre, no estaba en casa en el momento del ataque, divulgaron medios.

Publicidad

La masacre perpetrada por la “hija del carnicero”: Por la disputa familiar de un negocio mata a sus padres, hermanos y un sobrino menor de edad

Abuso sexual

El violento hombre, de 38 años, dejó salir con vida a la hermana menor de las hermanas tiroteadas. Pero antes, la abusó sexualmente.

La niña salió corriendo del lugar, desnuda y con una niña de 1 año en brazos, dijo un policía.

“Estábamos en casa y mis hijos escucharon los gritos de una mujer y el llanto de un bebé. Al salir, vimos a la chica, de 12 años, sin ropa… la ayudamos y llamamos al 911″, narró una vecina de Galena Park. La bebé rescatada de la casa del horror es hija de la embarazada asesinada.

Al llegar la Policía a la vivienda halló cuatro cadáveres. El asesino y violador se suicidó.

Ni Erick Romero ni su esposa tienen respuestas ante esta tragedia que les arrebató a Laisha, su hija mayor. Como familia expresan convencidos: “Dios ha ganado a un ángel”.

Publicidad

(I)

Te recomendamos estas noticias