Este viernes los obispos católicos de Estados Unidos acordaron redactar una declaración sobre el significado de la sagrada comunión que podría usarse para negar ese rito al presidente Joe Biden debido a su posición sobre el acceso al aborto.

Biden, de 78 años, un católico devoto que asiste a misa al menos una vez a la semana, apoya la histórica decisión de 1973 de la Corte Suprema de Estados Unidos que afirma el derecho de la mujer a la interrupción del embarazo. Aunque al inicio no estuvo de acuerdo, con el paso del tiempo se convirtió en un defensor del derecho a elegir.

Desafiando los llamamientos del Vaticano, los obispos votaron en su asamblea general de la primavera boreal redactar una declaración formal sobre el “significado de la Eucaristía en la vida de la Iglesia”.

La propuesta fue aprobada por 168 votos a favor, 55 en contra y seis abstenciones y será discutida en noviembre.

Publicidad

La Eucaristía es uno de los rituales más sagrados de la iglesia católica y algunos de sus líderes más conservadores han llamado a negar el sacramento a los políticos que apoyan el derecho al aborto.

En conferencia de prensa, el obispo Kevin Rhoades, de Fort Wayne-South Bend, Indiana, dijo el pasado jueves que el comité que redacta la declaración “analizará el tema de la coherencia eucarística”.

El obispo Michael Burbidge, de Arlington, Virginia, afirmó a su vez que la declaración trata sobre “cómo vivir una vida eucarística y cómo seguir adelante en el servicio”. “No excluimos a ninguna persona de la iglesia”, afirmó.

Cada obispo decide quién recibe la comunión en su diócesis.

En 2019, un sacerdote de una iglesia católica de Carolina del Sur rechazó darle la sagrada comunión a Biden debido a su postura sobre el aborto.

El Catholic News Service informó en mayo que el Vaticano había advertido a los obispos estadounidenses que procedieran con cautela con políticas diseñadas “para abordar la situación de los católicos en cargos públicos que apoyan la legislación que permite el aborto, la eutanasia u otros males morales”.

Biden fue interrogado el viernes sobre la medida de los obispos y la posibilidad de que se le negara la comunión.

“Es un asunto privado y no creo que vaya a suceder”, dijo a la prensa durante un evento en la Casa Blanca sobre la pandemia del coronavirus.

La posición de Biden sobre el aborto fue citada por muchos cristianos evangélicos estadounidenses como fundamento de su voto en favor del antiabortista Donald Trump en las elecciones presidenciales de noviembre pasado. (I)