La ministra de Asuntos Exteriores de Panamá, Érika Mouynes, subrayó este martes que el país “tiene un plan de acción y el compromiso de salir y no volver a entrar nunca” de las listas de paraísos fiscales, tras la decisión en febrero de la Unión Europea de mantenerlo en la lista negra.

En declaraciones a Efe a su paso por Singapur, el último destino de una gira asiática con paradas también en China, Vietnam e Indonesia, Mouynes afirmó que “se están haciendo los cambios profundos y necesarios de todo nivel” para sacar a Panamá de las listas de paraísos fiscales.

El pasado febrero, la Unión Europea (UE) mantuvo a Panamá en su lista negra de paraísos fiscales junto a Samoa Americana, Fiji, Guam, Palau, Trinidad y Tobago, las Islas Vírgenes americanas y Vanuatu, tras constatar que siguen sin cooperar o no han hecho las reformas a las que se habían comprometido.

Publicidad

Por su parte, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) ha pedido al país acelerar acciones que combatan el blanqueo antes de junio próximo para evitar nuevas medidas, entre ellas la posibilidad de ser incluido en su “lista negra”, en la que solo están Irán y Corea del Norte.

“Se han tomado decisiones duras, como sacar del registro de sociedades panameñas, que tiene 760.000 sociedades, a la mitad. Ningún otro país del mundo ha hecho eso”, defendió Mouynes.

En su última actualización, GAFI, creado en 1989 por el G7 para impulsar un marco internacional de las normas de prevención del blanqueo de capitales, mantuvo a Panamá en la “lista gris”, en la que se halla desde 2019, e instó “encarecidamente” al país a “demostrar rápidamente progresos significativos en la finalización de su plan de acción para junio de 2022”.

Publicidad

Panamá fue incluida en 2014 en la lista gris del GAFI de países que presentan deficiencias en la lucha contra el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo. Logró salir en el 2016 pero se reinsertó en junio de 2019 y permanece desde entonces.