En medio de los eventos que se realizan para conmemorar el aniversario número 20 de los atentados del 11 de septiembre, medios estadounidenses han hablado con varias de las personas que vivieron lo que ocurrió ese día muy de cerca.

Uno de ellos es George Contreras, un paramédico de origen ecuatoriano que fue de los primeros en llegar a las torres luego de que se estrelló el primer avión, a las 08:46.

“Lo primero que vi fue la torre norte, que estaba en llamas... comenzamos a ver en qué área íbamos a hacer triaje”, dijo a la cadena Telemundo Contreras, quien añade que al final se quedaron en la torre sur para ayudar a evacuar el edificio.

Recuerda que ni para él ni sus compañeros fue una difícil decisión estar ahí para ayudar a las personas porque era su trabajo y objetivo. Lamentablemente lo ocurrido ese día les costó la vida a varios de sus compañeros.

“Perdí muchos colegas que eran técnicos y paramédicos, personas que vi al comenzar ese día. Unos se fueron por un lado, yo me fui por otro... También es importante reconocer que muchos de ellos eran latinos... Es importante reconocer el sacrificio que hicieron los latinos para esta ciudad (Nueva York) y para este país”, comenta Contreras.

Piensa que sobrevivir a un evento de esa magnitud tuvo secuelas médicas, físicas y mentales. Para él fue difícil sobrevivir y que compañeros murieran. Pero con ayuda profesional pudo salir adelante y continuar con su trabajo y carrera.

Contreras ahora es docente en su área en el Centro de Medicinas de Desastres. (I)