La curiosidad por parte de algunos jóvenes les hace estar envueltos en locuras y, en especial, en situaciones de peligro, cuando no han sido debidamente orientados. Tal es el caso de un adolescente que requirió cirugía después de insertarse un cable USB en su pene, dispositivo que se le quedó atascado.

El menor de 15 años es del Reino Unido y estaba probando medir el interior de su pene con el cable. Al parecer el joven tenía una “experimentación sexual”, cuando el objeto se anudó y se le quedó tascado en el conducto de la uretra.

Ya con el cable formado de nudos dentro de su pene, el adolescente comenzó a sangrar y su madre lo llevó de emergencia al hospital. La extraña ocurrencia se documentó en un informe de caso de urología, según el Mirror.

Publicidad

Brasil suspende venta de ‘smartphones’ iPhone sin cargador e impone millonaria multa a Apple

Como era de esperar, por la falta de confianza con su madre, el joven esperó a que ella saliera de la habitación para confesarle al personal del hospital que había insertado deliberadamente el cable en lugar de usar una regla.

Quería medir el interior de su pene con un cable USB

Los médicos escribieron en el informe de Science Direct: “Se descubrió que los dos puertos distales del cable USB sobresalían del meato uretral externo, mientras que la parte media del cable anudado permanecía dentro de la uretra”.

“El paciente era un adolescente sano y en buena forma física sin antecedentes de trastornos de salud mental”, anotaron.

Publicidad

Los médicos no pudieron quitar el cable con una varilla de metal debido a la cantidad de nudos que se habían formado, por lo que al niño lo intervinieron quirúrgicamente. Se hizo una inserción entre sus genitales y el ano para permitir el acceso al cable atrapado, con catéteres.

Al explicar el procedimiento, los médicos escribieron: “Se realizó una incisión penoescrotal longitudinal sobre el cuerpo extraño palpable y se realizó una disección cuidadosa a través de los tejidos más profundos, dividiendo el músculo bulboesponjoso”.

Publicidad

La ciudad subterránea que existió en secreto por miles de años debajo del Valle del Amor de Turquía

“Ambos extremos del cable se sacaron con éxito a través del meato uretral externo”. El joven se recuperó bien y fue dado de alta, con los catéteres retirados 15 días después.

Sin embargo, al joven tendrán que monitorearlo por daños a largo plazo y el informe advirtió que insertar objetos extraños en la uretra puede causar dolor al orinar, aparición de sangre en la orina, erecciones dolorosas y retención de orina.

(I)

Te recomendamos estas noticias


Publicidad