NOTICIAS

Publicidad

Perdidamente enamorado se convirtió en alguien inolvidable para New York: roba un banco para pagar operación de cambio de sexo de su amante

La historia de John Wojtowicz inspiró la película de "Tarde de Perros"

Wojtowicz fue condenado a 20 años de prisión por robar un banco. Foto: jaochainoi

Publicidad

El amor te hace capaz de cualquier cosa y eso lo pudo comprobar John Wojtowicz, quien en la década de los setenta decidió robar un banco para pagar la operación de cambio de sexo de su pareja.

Perdidamente enamorado, el estadounidense se convirtió en alguien inolvidable en Nueva York. Para aquél entonces, el hombre homosexual sorprendió a todos, no solo por su gallardía de hacer lo que sea por su pareja, también por su orientación sexual, pues era algo que no estaba bien visto en los setenta, escribió El Universal.

Joven hace creer a la policía que lo secuestran: inventa una historia de un tesoro familiar escondido en el desierto para no ir a trabajar

Robó un banco para pagar operación de cambio de sexo de su amante

Wojtowicz tenía un claro objetivo: robar la sucursal del banco Chase Bank en Brooklyn, acompañado por dos cómplices, Salvatore Naturale y Bobby Westenberg.

Publicidad

Desde el principio el plan no salió como esperaban. Al ingresar armados en el banco, se encontraron con una bóveda con un poco cantidad de dinero, por lo que Westenberg decidió retirarse y renunciar al botín.

Wojtowicz y Naturale, por su parte, decidieron quedarse, aunque estaban notablemente decepcionados y fue entonces cuando los agentes de seguridad aprovecharon y alertaron a la policía de Nueva York.

Al instante, el cuerpo de seguridad rodeó el banco y a los dos sujetos no les quedó de otra más que tomar como rehenes a los ocho vigilantes. El atraco es descrito como “un circo”, según decía la prensa en un documental llamado “The Dog”.

Publicidad

“Había una multitud en Brooklyn. Era todo un espectáculo”, mencionan en el documental.

La desventaja no desmotivó a Wojtowicz, quien se armó aún más de valor y lideró las negociaciones, exigiendo comida y su segunda petición dejó en shock a todos los presentes.

Publicidad

“Quiero que traigan a mi esposa del hospital. Su nombre es Ernest Aron. Es un hombre. Soy gay”, dijo por teléfono en una negociación que se transmitía en vivo por la televisón.

En ese momento confesó que su intención era robar el banco para cambiar de sexo a su pareja, con quien se casó en un acto público, pese a que en la época la homosexualidad era considerada una enfermedad y era severamente castigada por la sociedad estadounidense.

El plan se desmoronó, aunque logró su cometido

Catorce horas duró el atracó y terminó cuando agentes del FBI llevaban a Wojtowicz y Naturale a su vuelo al exterior para “escapar”. Todo fue una trampa y en camino al aeropuerto de Nueva York, los policías le dispararon a Naturale, quien murió instantáneamente.

A John lo capturaron y lo condenaron a 20 años de prisión. Durante su estadía en la cárcel, se estrenó el filme “Tarde de Perros”, basado en su historia y el dinero que recibió, se le entregó a Ernest para que finalmente se cambara de sexo.

Publicidad

Por su buen comportamiento, obtuvo el beneficio de libertad condicional en 1978 y disfrutó tiempo con su pareja, quien ahora se llamaba Liz Eden.

John volvió a prisión luego de violar dicha medida en los años 1984 y 1986, por lo que se separó de Eden, quien luego se casaría con otra persona.

Más tarde, Liz se separó de esta y finalmente falleció, debido a una neumonía, el 29 de septiembre de 1987. El romántico Wojtowicz asistió a su funeral, según el New York Post.

En el 2006 John Wojtowicz falleció el 2 de enero a sus 60 años de edad, debido a un cáncer. (I)

Te recomendamos estas noticias

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad