La Asamblea Nacional aplazó el trámite en segundo debate del proyecto de ley respecto a las pensiones vitalicias de los expresidentes y vicepresidentes de la República donde hay dos posiciones: eliminar la pensión y la otra, reducir el 25% el monto que actualmente reciben los exmandatarios.

Se suspendió el tratamiento porque la legisladora ponente del informe, Pamela Aguirre (UNES), se excusó de asistir a la sesión por razones de fuerza mayor, y solicitó que el tema sea tratado en una sesión plenaria posterior.

Asamblea Nacional no derogará las pensiones vitalicias de los exmandatarios de la República, hará un ajuste en el monto que reciben

El pedido de Aguirre provocó la reacción del bloque Pachakutik que planteó la derogatoria total de la pensión vitalicia a los exmandatarios. El legislador de Imbabura Mario Ruiz reiteró que su bancada busca la eliminación de esa pensión que significa más de $ 1 millón en el pago a exmandatarios y muchos de ellos prófugos que han dejado una historia gris y triste para el país. Ese dinero, dijo, bien se puede invertir en educación y salud.

Publicidad

Denunció que esta vez, en la Asamblea Nacional, se juntan el correísmo, los socialcristianos y el sector del Gobierno para impedir que se trate el tema y lo que buscan es dilatar la reforma a la Ley de Servicio Público donde se contemplan los beneficios para los exmandatarios. Coincidencialmente, se juntan aquellas organizaciones políticas que tienen exmandatarios y que buscan proteger sus sueldos vitalicios, subrayó el político.

La legisladora Pamela Aguirre (UNES) envió una comunicación al pleno señalando que por motivos de fuerza mayor se excusa de asistir al pleno y como ponente del informe pide que se tramite en una sesión posterior el proyecto que reforma la ley orgánica de Servicio Público. (I)


Publicidad