Pese a que el asambleísta Fernando Villavicencio, presidente de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, fue convocado a rendir versión vía telemática dentro de la investigación previa por supuestos actos de corrupción en los que estaría relacionada la actual segunda vicepresidenta de la Asamblea, Bella Jiménez, él llegó personalmente a la Fiscalía General del Estado poco antes de las 08:00 de este lunes.

Villavicencio fue el asambleísta que presentó en la Fiscalía una denuncia, el pasado 20 de agosto, contra Jiménez por supuestamente haber gestionado cargos públicos tanto en la Asamblea como en otras instituciones públicas y a cambio exigir dinero.

Fiscalía abre investigación sobre el caso de Bella Jiménez, segunda vicepresidenta de Asamblea Nacional

“Me ratificaré que el miércoles de la semana anterior recibí la visita de un grupo de ciudadanos que me entregaron información notariada, en una notaría de Guayaquil, donde se materializó la información contenida en un teléfono celular. Son diálogos de WhatsApp y dos audios, diálogos con el número de la segunda vicepresidenta, Bella Jiménez, donde se pueden apreciar conversaciones para gestionar cargos públicos y se puede apreciar en estas capturas la transferencia bancaria de $ 3.000 a la cuenta del hijo de Jiménez y también el acuerdo realizado para gestionar un cargo público”, señaló Villavicencio.

La legisladora Jiménez señaló en un comunicado público que ella ha sido afectada por el “abuso de confianza de sus asesores”, quienes, dice, tomándose su nombre han mal utilizado sus equipos de comunicación personal, “teniendo claros propósitos de aprovecharse de sus cargos para beneficios personales”. Villavicencio señala que la evidencia ya está en manos de la Fiscalía y lo que diga la asambleísta “es cualquier cosa”.

Publicidad

Con los $ 3.000 transferidos a la cuenta del hijo de la asambleísta Jiménez, según la denuncia, supuestamente se buscaba abrir un espacio para que Pablo Luna trabaje en el nuevo periodo legislativo como asesor 2. Villavicencio dijo conocer de presiones sobre Pablo Luna, quien sería la persona que dialoga con Bella Jiménez, y de la existencia de un video en el que Luna diría que ha sido presionado y de que esta información no ha sido autorizada.

“Lo que tiene que hacer la Fiscalía es recurrir a la notaría donde están estos documentos y también registrar y revisar la transferencia bancaria a la cuenta del hijo de la vicepresidenta Bella Jiménez”, aseguró Villavicencio, al tiempo que mencionó que hay otros casos, los cuales no los hace públicos mientras no tenga la información completa y confirmada.

Por otra parte, el legislador denunciante reconoció que conversó con la fiscal general, Diana Salazar, sobre la importancia de este caso y también habría dialogado en las últimas horas con el ministro de Transporte y Obras Públicas, es que Cabrera fue visitado por la asambleísta Bella Jiménez, y el ministro le habría dicho que él no ha respondido a ninguna de las peticiones de la asambleísta. La Fiscalía determinará si Marcelo Cabrera tiene alguna responsabilidad en todo esto, apuntó el asambleísta.

Bella Jiménez correrá con suerte distinta a Rosa Cerda, asambleístas cuestionadas por actos reñidos a la ética

Para Fernando Villavicencio, la Izquierda Democrática (ID) llegó un poco tarde con la expulsión de Bella Jiménez, pue ella ya ha renunciado a su militancia en ese partido. Él cree que la Asamblea entre hoy o mañana una resolución del pleno para generar una destitución de la segunda vicepresidencia y las acciones penales correspondientes.

“Yo creo que la Asamblea Nacional está llegando a su fin, este sistema parlamentario que nació del correísmo, no puede ir más. Creo que es hora de que el presidente Guillermo Lasso cumpla su palabra, llame a consulta popular para reducir el número de asambleístas y mejorar la calidad del Parlamento. Los legisladores no pueden ser escogidos de forma simultánea al presidente de la República, el resultado está aquí, legisladores de bajísima calidad ética y académica”, concluyó el denunciante antes de ingresar a dar su versión en la Fiscalía.

Según Antonio López, abogado del legislador denunciante, la Fiscalía podría encuadrar los hechos que investiga de forma previa dentro del delito de concusión, del cual refirió es, por norma, imprescriptible. “Ya hay algunos antecedentes y precedentes contra anteriores legisladores que han sufrido ya una condena por actuar de una forma similar a la que se esta denunciado en este momento”.

De las irregularidades existentes en este caso no solo habrían sido denunciadas en la Fiscalía, sino también a la Asamblea Nacional, a través de un documento entregado a la presidenta del organismo, Guadalupe Llori. Por ello, dice López, son dos trámites completamente diferentes, pues en el tema administrativo en el Legislativo podría terminar con la destitución de Bella Jiménez, mientras que en lado penal, la hasta el momento legisladora, de llegarse a confirmar su culpabilidad, podría enfrentar una pena que va de tres a cinco años de prisión.

“Hay un elemento de convicción como es el haber hecho una transferencia bancaria a un hijo de la asambleísta Bella Jiménez y a través de los chats, que el propio señor (Pablo) Luna materializó en la notaría 16 de Guayaquil, evidencia un acuerdo para recibir estos valores, lo que es prohibido (...) Esta concatenada la relación, puesto que luego de recibir la transferencia bancaria se produce la solicitud desde Bella Jiménez hacia la presidenta Guadalupe Llori para la emisión de un contrato de prestación de servicios como asesor de la vicepresidencia de la Asamblea.

Poco más de una hora duró la versión que Fernando Villavicencio entregó en la Fiscalía General del Estado, al norte de Quito. (I)