Una reestructuración de la Policía Nacional que no se limite a cambios en el alto mando exigió el presidente de la Asamblea Nacional, Virgilio Saquicela, al presidente de la República, Guillermo Lasso, a propósito del crimen de María Belén Bernal.

Este martes 27 de septiembre, la Función Legislativa retoma sus actividades luego de un receso de quince días y tiene previsto arrancar con la comparecencia ante el pleno de legisladores de Elizabeth Otavalo, madre de María Belén Bernal, quien fue asesinada el pasado 11 de septiembre y cuya investigación está en proceso en la Fiscalía General.

QUITO (23-09-2022).- Caminando por la avenida Simón Bolívar, familiares y amigos acompañan los restos de María Belén Bernal para darle su último adiós. Elizabeth Otavalo (d), madre de María Belén. Carlos Granja Medranda / EL UNIVERSO Foto: El Universo

Las primeras indagaciones señalan a su esposo, el teniente de la Policía Germán Cáceres, como el principal sospechoso de su muerte, quien habría cometido el hecho en uno de los dormitorios de cadetes de la Escuela de la Policía, ubicada en el noroccidente de Quito.

Publicidad

Aunque Cáceres está desaparecido desde que se produjo este suceso, el pasado 23 de septiembre se realizó la audiencia de formulación de cargos en ausencia y se determinó que se lo procesará por femicidio y tiene una orden de prisión preventiva dictada en su contra. Con ello, es considerado un prófugo de la justicia y el Gobierno ha dispuesto una recompensa de $ 20.000 a quien dé información de su paradero.

A propósito de este hecho, Virgilio Saquicela anunció que remitió al presidente de la República, Guillermo Lasso, una solicitud para que convoque a una reunión extraordinaria al Consejo de Seguridad Pública y del Estado (Cosepe) para tratar el crimen de Bernal y la creciente inseguridad ciudadana que afecta al país.

“He oficiado al presidente de la República para que de manera inmediata pueda citar al Consejo de Seguridad del Estado a una sesión extraordinaria en donde podamos, como Estado, dialogar sobre las políticas públicas que deben adoptarse”, señaló en una declaración a periodistas este lunes, 26 de septiembre.

Saquicela aspiró a que en las investigaciones, incluso en el ámbito de lo político a través de los procesos de fiscalización que se emprendan en el Legislativo, se exponga la “verdad de los hechos, entre el instante que María Belén Bernal ingresó (a la escuela) y el instante en que se encontró su cuerpo”.

Publicidad

Agregó que el Estado está “obligado a decir la verdad”. “El Gobierno debe tener la capacidad de una reestructuración de la Policía Nacional. Sabemos que su doctrina es la paz social, pero para llegar allá (a ser policía) deberá saberse desde cómo se aceptan, cómo ingresan a prepararse, desde cómo se les imparte la educación y su formación. No se trata solo de la cúpula de la Policía, sino de una reestructuración…”, puntualizó el legislador.

Edificio de la Escuela Alberto Enríquez Gallo, de donde desapareció María Belén Bernal, será demolido

Asimismo, en el contexto de la primera sesión del pleno, informó que está planteado un pedido de cambio del orden del día para que los legisladores decidan si encargarán a la Comisión de Justicia y Derechos Humanos la fiscalización del caso de Bernal, para evitar que se dilaten las investigaciones si hay más de una mesa legislativa tratando el suceso.

Aseguró que la plenaria en la que se recibirá a la madre de Bernal y a varios funcionarios del Estado a comparecer no tiene como objetivo “politizar” este hecho, sino fiscalizar.

“(…) Demandaremos de la Fiscalía una investigación seria de este crimen y que los funcionarios de Gobierno le digan la verdad al país”, apuntó.

Publicidad

El pleno tiene previsto recibir este martes a las 13:00 la comparecencia de Elizabeth Otavalo y el miércoles desde las 10:00 fueron convocados el ahora exministro del Interior Patricio Carrillo; el comandante de la Policía Nacional, Fausto Salinas; secretario de Seguridad Pública y del Estado, Diego Ordóñez; la secretaria de Derechos Humanos, Paola Flores, y la fiscal general, Diana Salazar. (I)