En su comparecencia en la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional, el expresidente del Consejo de la Judicatura Wilman Terán acusó a la fiscal general, Diana Salazar, y al expresidente de la Corte Nacional de Justicia Iván Saquicela de haberle mandado “emisarios” para que sentencie al exmandatario Rafael Correa en el caso Sobornos 2012-2016.

Terán presentó la mañana y tarde de este 17 de junio sus descargos dentro del juicio político en su contra y otros vocales de la Judicatura.

Él está procesado en los casos Metástasis e Independencia Judicial. En el primero se investiga el supuesto delito de delincuencia organizada para favorecer con fallos al fallecido narcotraficante Leandro Norero; y en el segundo, el presunto delito de obstrucción a la justicia.

Publicidad

Terán cumple prisión preventiva por la primera causa en la cárcel de máxima seguridad La Roca, en Guayaquil, pero fue trasladado a la Asamblea Nacional para cumplir con la diligencia.

El exjuez fue parte de la Sala de Apelación que conoció y ratificó en segunda instancia el caso Sobornos 2012-2016, en el que se investigó y sentenció a Correa y algunos de sus exministros por cohecho agravado.

“Verás, por favor, tienes que ratificar la sentencia... Bueno, pues ya veremos, era mi respuesta. Ya veremos si en derecho corresponde. Pero la inmediatez, la presión, de entre que se pasa un proyecto de resolución -porque yo no era el ponente, sino el entonces juez de la Sala Penal, David Jacho-, uno revisa y piensa que de buena manera le están diciendo y que va a respetar lo que uno dice de que en derecho corresponda... Pues de la manera que están ocultando evidencia, así como en mis causas no me han despachado muchos petitorios, y lo digo frontalmente y con valentía, así sospecho que tal vez en estos procesos engañaron a los jueces, porque la Fiscalía es la titular de la acción penal, el juez no recopila la evidencia, sino la Fiscalía y solo muestra al juez lo que le conviene”, expresó el exfuncionario.

Publicidad

En otro momento de su exposición, Terán contó que la fiscal Salazar le habría dicho que tenía interés de cooptar espacios en el concurso para la Corte Nacional de Justicia que llevaba adelante Terán. “Y eso consta en el proceso por obstrucción de la justicia”, aseguró.

Dijo, además, días antes de su detención, ocurrida en diciembre pasado, que había dialogado con el presidente Daniel Noboa sobre la deuda que el Estado mantenía con la Judicatura. Y que acordaron que el Gobierno no le pagaría de golpe, sino en cuotas. Terán aceptó esto.

Publicidad

Pedidos

El acusado Wilman Terán, hizo algunas peticiones a la Comisión de Fiscalización previa a su exposición en la etapa de presentación de las pruebas de descargo.

Que se disponga al SNAI de que me permita el acceso al medio computacional estrictamente al link que corresponde a esta causa para poder revisar la información y poder presentar el ejercicio de prueba nueva y poder rebatir lo que sostiene el asambleísta Jorge Peñafieñ.

Que se suspenda el proceso de juicio para igualar el paso a las pruebas acusatorias presentadas por el asambleísta interpelante, por lo que insistió en que necesita el acceso a link.

La presidenta de la Comisión de Fiscalización, Pamela Aguirre, se comprometió a realizar los oficios necesarios al SNAI, para que la directora de la cárcel 4, autorice a Wilman Terán acceder al info centro y pueda revisar el link, donde reposan las pruebas.

Publicidad

Respecto al pedido de suspensión del juicio político, Aguirre, dijo que es algo que no está previsto en la ley orgánica de la Función Legislativa, pues existe 10 días para las audiencias de presentación de pruebas y el plazo es fatal, lo cual significa que no se puede extender un minuto en lo que significa actuación de las pruebas. (I)