Las autoridades clausuraron el lunes un local que operaba de manera clandestina como discoteca en una zona residencial ubicada en el centro norte de Quito. El establecimiento se promocionaba a través de redes sociales para atraer a un público juvenil, el cual comercializaba dulces que contenían sustancias sujetas a fiscalización, detalla el cabildo.

Durante una acción coordinada entre la Agencia Metropolitana de Control, el Cuerpo de Agentes Metropolitanos y la sección Antinarcóticos de la Policía Nacional, se encontró una considerable suma de dinero en efectivo, así como un arma de fuego sin el permiso correspondiente.

Los agentes de control municipal verificaron que el local no contaba con los permisos correspondientes de funcionamiento, por lo que se inició el procedimiento de sanción. Dado que el establecimiento se encuentra clasificado en la categoría tres, podría enfrentar una multa que oscila entre los $ 4.140 y $ 6.900.

Publicidad

La Policía Nacional procedió a la detención del propietario del establecimiento y al decomiso de las golosinas presuntamente elaboradas con sustancias ilegales.

Lira Villalva, supervisora metropolitana de Control, destacó que durante 2023 se efectuaron 9.484 operativos, mientras que en lo que va de 2024 se han realizado alrededor de 2.800 operativos. (I)