NOTICIAS

Publicidad

Depuración en las filas de la Policía, tras femicidio de María Belén Bernal, debe ir acompañada de una revisión de las funciones del Ministerio del Interior, sugieren especialistas

El presidente Guillermo Lasso pidió a los altos mandos policiales poner sus cargos a disposición para evaluar la continuidad de los funcionarios.

En el camposanto Monteolivo, familiares y amigos dieron el último adiós a María Belén Bernal, la tarde de este viernes 23 de septiembre. Foto: Carlos Granja Medranda

Publicidad

Con el pedido a los mandos policiales de poner sus cargos a disposición para evaluar la permanencia en la institución, el presidente de la República, Guillermo Lasso, ha marcado el camino con miras a depurar las filas de la Policía Nacional en medio de la exigencia de respuestas por parte de la ciudadanía ante el femicidio de la abogada María Belén Bernal, quien desapareció el 11 de septiembre de la Escuela Superior Alberto Enríquez Gallo y diez días después fue hallada enterrada en el cerro Casitagua, cerca del centro de formación.

El principal sospechoso en este caso es Germán Cáceres, esposo de la ahora occisa y quien se desempeñaba como instructor de la Escuela. El Ejecutivo desvinculó de la Policía a los generales Freddy Goyes y Giovanni Ponce.

Caso María Belén Bernal, en una línea de tiempo, todo lo que se sabe de su desaparición y muerte

Ellos, según el organigrama publicado en la página web oficial de la institución, son director nacional de Investigación de la Policía Judicial y director general de Seguridad Ciudadana y Orden Público, respectivamente. Y en la misma línea, el mandatario también pidió la renuncia de Patricio Carrillo, ministro del Interior, y dio plazo de una semana al general Fausto Salinas para que dé resultados sobre el caso de Bernal.

Publicidad

Al respecto, Fernando Carrión, experto en temas de seguridad, señaló que el actual Gobierno hizo bien en separar la política y la seguridad, agrupadas antes en el Ministerio de Gobierno, creando la cartera del Interior.

Sin embargo, dijo, este último ministerio abarcó exclusivamente a la Policía, al mando de un exmiembro de la institución, algo que desde su perspectiva restó transparencia.

“Debe ser manejado por un civil, y el Ministerio del Interior debe tener las funciones de la Policía, las funciones del sistema carcelario, las funciones de todo lo que es inteligencia, y tener definido un sistema interinstitucional de control de la violencia en el que estén municipios, las cámaras, la guardianía privada, etcétera”, refirió él.

Publicidad

Para Carrión es fundamental que haya un cambio en el manejo de la cartera del Interior, ese sería un gran paso a fin de alcanzar la depuración que planea el Ejecutivo.

El narcotráfico con el poder económico que tiene ha permeado no solo en instituciones como la Policía, sino en la misma sociedad, en el mercado (con el lavado de dinero), incluso en la justicia, de ahí que, sostuvo, los procesos de depuración deben ser constantes.

Publicidad

Ahora, en tiempos en que el Gobierno planea incorporar 30.000 nuevos policías hasta el final de su periodo, los procesos de selección deben ser más rigurosos. ”Tiene que hacer buenos procesos de formación de la Policía, tiene que tener definidos claramente los protocolos y también tiene que tener inteligencia dentro de la propia Policía”, recalcó Carrión.

El femicidio -como lo reconoce el Gobierno- de María Belén Bernal ha puesto a la Policía en el centro de la crítica. Los restos de la mujer de 34 años, que dejó a un hijo en la orfandad, fueron sepultados el viernes 23 en el camposanto Monteolivo.

Los restos de la abogada quiteña fueron sepultados el viernes. En el traslado participaron familiares, amigos y quienes se solidarizaron con este caso. Foto: API

De su presunto victimario, el teniente Germán Cáceres, se desconoce el paradero al momento. Pero la tarde del viernes, la jueza Catalina Sánchez aceptó el pedido de la fiscal María Isabel Jiménez y formuló cargos en su contra. La magistrada también le dictó orden de prisión preventiva.

En esta causa también se procesa a la cadete Joselyn S., quien es la única persona detenida por ahora. A ella se le cambió el tipo penal de desaparición involuntaria por el de femicidio y se ratificó la prisión preventiva en su contra. La instrucción fiscal de este proceso judicial durará 120 días.

Publicidad

El general en servicio pasivo Abraham Correa, exdirector de Inteligencia de la Policía, considera pertinente que el presidente Lasso evalúe la continuidad de quienes integran el alto mando de la institución. Coincidió con Fernando Carrión en que las funciones de la cartera del Interior deben estar claramente definidas.

¿La muerte de María Belén Bernal se configura como un crimen de Estado? Una explicación desde la visión legal

“La institución policial está muy tocada y tiene que hacerse una reestructuración, tiene que hacerse una depuración para que todo quede claro y para que se queden los que tienen que quedarse en la institución”, mencionó.

Correa remarcó que en la Policía están “enquistados” uniformados que son parte de las organizaciones delictivas y que aquello se ha reflejado en investigaciones internas. Por eso cree que desde el área de Asuntos Internos las labores de investigación deben ser a profundidad, ya que se han dado casos en que algún agente ha sido separado por mala conducta y luego es reintegrado fácilmente a sus funciones.

El seguimiento de los casos y la depuración deben ser constantes, finalizó el general en servicio pasivo. (I)

Redacción
Redacción

Publicidad

Publicidad

Publicidad

¿Tienes alguna sugerencia de tema, comentario o encontraste un error en esta nota?

Publicidad

Publicidad

Publicidad