En un operativo realizado cerca de la medianoche del miércoles fue detenido Luis A., presidente de la junta parroquial de Cojimíes, en el cantón Pedernales. En el allanamiento, la Policía detectó trece gramos de pasta base de cocaína y seis gramos de clorhidrato de cocaína.

Rodny Chávez, jefe de la subzona 13 de Policía en Manabí, indicó que en coordinación con la Fiscalía General del Estado (FGE) realizaron varias actividades de inteligencia y se logró aprehender unas 130 dosis de pasta base y 60 dosis de clorhidrato de cocaína.

“Los agentes de Antinarcóticos luego de labores investigativas en la parroquia Cojimíes establecieron que una vivienda era utilizada para el almacenamiento de sustancias sujetas a fiscalización. Bajo la dirección de Fiscalía, aproximadamente a las 22:00, dieron cumplimiento de donde se encontraba una persona, (luego) fueron localizadas las dosis tanto de base como pasta de cocaína, por lo que inmediatamente se aprehendió a esta persona por el presunto delito de tráfico de sustancias catalogadas a fiscalización”, declaró Chávez.

Wilman Olivera, jefe de la Unidad de Antinarcóticos en Manabí, señaló que tras la detención del individuo se conoció que es un servidor público y fue puesto a órdenes de las autoridades.

De acuerdo con información en el sistema judicial, se le había impuesto en el 2005 una pena de reclusión mayor de 12 años por un caso de estupefacientes, la cual debía cumplir una vez que se lo detuviera. Se desconocía si cumplió aquella sentencia.

El dirigente de la junta parroquial de Cojimíes recuperó su libertad luego de la audiencia de flagrancia este jueves 14 de octubre.

Colón A., hermano del detenido, consideró que su hermano fue injustamente apresado. Este viernes, desde las 11:00, el funcionario ofrecería un pronunciamiento sobre el caso en el despacho de la presidencia de la junta parroquial de Cojimíes.

Cifra decomisada este año

Hasta lo que va del 2021, en Manabí se han decomisado 10,2 toneladas de droga. (I)