La Libertad, Santa Elena

Una nueva muerte violenta se registró la madrugada de este martes 30 de noviembre en la provincia de Santa Elena. En esta ocasión, la audacia de los asesinos los llevó a cometer el crimen en el interior de una clínica donde se recuperaba la víctima.

Alrededor de las 03:00, tres sujetos arribaron a un centro privado en el cantón La Libertad y pidieron ayuda para uno de ellos, porque supuestamente se encontraba mal de salud.

Una enfermera les abrió la puerta, pero en ese instante todo se volvió una pesadilla para la profesional de la salud. Uno de los sujetos amedrentó a la trabajadora y los otros dos se dirigieron a la habitación donde dormía Wilmer Pilay, quien había sobrevivido a una balacera registrada el viernes pasado en la comuna San Rafael, en Chanduy.

Publicidad

Los sujetos se encontraron en el cuarto con la hermana de la víctima, que lo acompañaba a esa hora. A ella también la neutralizaron y se dirigieron hacia Pilay para cometer el crimen: uno de los individuos sacó un cuchillo y le realizó tres cortes en el cuello.

Luego de cometido el hecho, los individuos huyeron a bordo de un carro que los esperaba en las inmediaciones del centro privado.

Sujetos persiguieron a hombre hasta asesinarlo en Chanduy, Santa Elena

José Vargas, comandante provincial de la Policía, indicó que a los cuatro heridos del ataque a bala del viernes pasado se les dio protección policial en el hospital Liborio Panchana, pero luego Pilay fue derivado a la casa de salud privada y se negó a que lo custodiaran. Los otros tres heridos siguen con resguardo en el hospital público. El día del atentado murió una persona.

De su parte, el director de la clínica privada dijo a medios locales que Pilay había ingresado para ser atendido por una herida de bala y mañana iba a recibir el alta médica.

A la hermana que estaba presente en el cuarto no le hicieron daño, indicó el galeno, y pidió a las autoridades que tomen las acciones necesarias para que se evite la repetición de este tipo de sucesos.

Hasta el momento, el caso es investigado por la Fiscalía mientras se realiza una búsqueda de los involucrados en este asesinato.

Según el jefe policial, la víctima, conocida como alias El Gato, pertenecía a la banda Los Choneros. Tenía antecedentes penales por tenencia de armas, tráfico de sustancias sujetas a fiscalización, abuso de armas, asesinatos e incumplimientos de decisiones legítimas.

La Policía busca la ruta técnica por donde escaparon los sicarios. Por ello se revisan los videos de las cámaras de seguridad de la clínica y zonas aledañas. (I)