Unidades tácticas de la Policía nacional se internaron esta mañana en cárceles de Guayaquil y Latacunga, como parte de las acciones preventivas para evitar nuevos disturbios. En lo que va del año, más de un centenar de internos han sido asesinados en siete centros penitenciarios del país.

Esta mañana, equipos de la Policía ingresaron a la Penitenciaría del Litoral para decomisar objetos prohibidos, como armas de fuego. En las inmediaciones del centro se mantiene el resguardo de personal militar, y el ingreso de vehículos policiales al sitio ha sido constante.

Un fusil, armas de fuego y blancas, municiones, droga, teléfonos celulares, un módem y dinero se hallaron luego de la perforación de bases metálicas y techo, se evidenció en videos compartidos por la Policía.

El general Fausto Buenaño, comandante de la zona 8 de la Policía Nacional, explicó que tuvieron que romper unos pilares donde estaba oculta la droga, tanto marihuana como otro tipo de sustancias ilícitas. Los gendarmes tuvieron que subir a una especie de caseta donde estaba oculto el fusil. En días pasados, los efectivos también detectaron que en uno de los pabellones existía un área usada como piscina.

Los grupos de la Policía también se desplegaron en el área de máxima seguridad del Centro de Privación de Libertad Cotopaxi n.º 1. Al menos 463 servidores participan del operativo con apoyo de un helicóptero policial e integrantes del Grupo Especial Alfa Penitenciario y Bomberos.

En un informe, la Policía informó que en el reclusorio de Latacunga se encontraron 47 armas blancas, tres artefactos explosivos de fabricación artesanal y más objetos prohibidos.

Los escenarios de disturbios se han replicado en las últimas semanas en ambos reclusorios, así como en la cárcel de Quevedo, donde asesinaron a seis internos el 12 de agosto pasado. El fin de semana último, asimismo, un reo murió en el interior de la Penitenciaría del Litoral en otro episodio de violencia. (I)

Unidades tácticas de la Policía nacional se internaron esta mañana en la cárcel de Guayaquil. Foto: El Universo