Pueblos, parroquias rurales, caceríos como en La Mocora, Manabí, tienen delincuentes, se drogan, usan machetes, pistolas; no hay ley, justicia.

Estos puntos del país necesitan mucha seguridad. (O)

Alipio G. Zambrano, Manabí