El pleno del Consejo Nacional Electoral (CNE) dispuso cancelar la inscripción del Registro de Organizaciones Políticas de los movimientos Unión Ecuatoriana, Concertación, Justicia Social, Ecuatoriano Unido y el partido Fuerza EC, por estar incursos en la causal de cancelación dispuesta en el artículo 327 del Código de la Democracia.

A inicios de este mes, argumentando que el país enfrenta una “grave crisis política”, la organización no gubernamental Participación Ciudadana propuso una veintena de reformas legales al Código de la Democracia, para fortalecer el sistema de partidos y movimientos políticos.

El planteamiento de la organización civil se enfoca en el trabajo y formación de las organizaciones políticas y el control que debe ejercer el CNE sobre estas, pues al existir más de 250 movimientos políticos, producen dispersión de la votación y el consiguiente debilitamiento del proceso democrático.

Tal abundancia deriva en escaso control.

Muchos de esos movimientos solo se reactivan días antes de que se inicien los periodos electorales con el propósito de hacer alianzas o respaldar a otros, sin que medie ideología alguna, mucho menos un interés de representación democrática o responsabilidad a la hora de designar las candidaturas.

Lo decidido por el CNE –factible de apelación– se fundamenta en lo señalado en el numeral 3 del artículo 327 del Código de la Democracia que establece la cancelación de las organizaciones políticas, en el caso de que las que son de ámbito nacional no obtengan el 4 % de los votos en dos elecciones pluripersonales distintas y consecutivas a nivel nacional; o al menos tres representantes a la Asamblea Nacional; o un mínimo de 8 % de alcaldías; o por lo menos un concejal en el 10 % de los cantones del país.

Es de reciente recordación las maniobras en las que incurrieron varios movimientos políticos y candidatos en pos de alianzas que borren de la memoria ciudadana lo asociado a los membretes de sus anteriores tiendas políticas. (O)