Alfonso Reece Dousdebés

  • De Sangolquí

    Su aspiración es que se disponga de más emplazamientos para mostrar la fotografía ecuatoriana...

  • Imperio imperialista

    El grave tema merece investigarse antes de seguir haciendo “business as usual”.

  • La Revolución de los Claveles

    La tranquila tiranía ocultaba graves problemas, Portugal era uno de los países más atrasados de Europa.

  • Y si no leo, ¿qué?

    De mi experiencia de lector, escritor y librero es que son muy raros los escritos con propósitos perversos...

  • El sol recto se torció

    Tampoco se debe satanizar al actual Gobierno con pocos meses en el poder, porque heredó un problema secular y recurrente.

  • Gerontofobia

    Hay que estar atentos para evitar la imposición ilegítima e ilegal de prácticas gerontofóbicas...

  • O. J., el atormentado

    Deportista y actor, saltó a las primeras planas de todo el mundo con un crimen.

  • Tsunami rojo

    Si lo hace por la fuerza, ¿desatará una guerra global?

  • País de grandes lectores

    Me encantaría saber que hay una maniobra fácil que pudiese revertir estas tendencias, pero no creo que exista.

  • ¿En agosto nos vemos?

    Entonces hablemos de la obra. Se trata de una novela corta, con aciertos.

  • El suicidio de Occidente

    Pero nuestra sociedad ha tomado consciencia de esa perecibilidad e intentará postergarla.

  • El instante de la iluminación

    La secuencia fílmica es extraordinariamente bella, dramáticamente estremecedora y filosóficamente inquietante.

  • Spinoza, Marx y Paz

    Este compromiso con la causa de la libertad y de su vigencia en México demuestra que Enrique Krauze es, a la par de un intelectual de fuste, un mexicano.

  • La caída de los helicópteros

    Nadie ha sido condenado y los beneficiarios del delito disfrutan de plena libertad.

  • Nosotros pobres criaturas

    Estamos entonces ante una fábula que reinterpreta un antiguo y fascinante mito: la fabricación de un ser humano por humanos.

  • La mentira mueve al mundo

    Demostró con sus escritos y sus hechos que el error permanente no es compatible con el talento y la honradez.

  • Globalización, globalismo y antiglobalismo

    No hay que engañarse con estos disparates, sino desarrollar opciones serias, ancladas en los valores tradicionales de Occidente.

  • El capitán de la confusión

    Es autoritario, nacionalista, está en contra del libre comercio y no entiende lo que significan las libertades esenciales como la de movilización.

  • Desafiando al Imperio

    ¿Qué diferencia ética hay entre oprimir a una nación vecina y la exacción a pueblos lejanos?

  • ¿Tocamos fondo?

    No hay vía sencilla y no veo a nadie capaz de imponer las dolorosas y complejas soluciones.

  • Piques y derrapes

    Vivimos en una sociedad donde el fetichismo del vehículo terrestre motorizado es sin duda la más apasionada devoción y quizá la única creencia.

  • Profetas y sacerdotes

    El cristianismo surge como una corriente no ligada a las estructuras sacerdotales judías y mucho menos a las paganas.

  • ¿Pudo una mujer ser el Mesías?

    Este evangelio merece, como se ve, una lectura atenta y sin sesgos para encontrar toda su riqueza conceptual.

  • Historias de amor

    Sí, amamos nuestros años, pero sobre todo ese lapso milagroso y soleado de la juventud, ...

  • Dictador, no déspota

    Todo trabajo que recoja la memoria histórica se agradece, sobre todo si parte de la buena fe y el profesionalismo de sus autores.

  • Fiestas sin ciudad

    Prohibido este ritual consagratorio, las fiestas se derrumbaron.

  • Milei: ¿la quinta ola?

    La influencia de las revoluciones americana y francesa es decisiva en esta transformación.

  • Muerte en noviembre

    Su liderazgo se consolidó cuando le dobló el brazo al dictador soviético Nikita Jrushchov, en el pulso nuclear de los cohetes en Cuba.

  • El legado de Paola

    Conocí en mejores tiempos a Paola Roldán, una joven madre inteligente y bella, que es trágica víctima de una enfermedad paralizante...

  • Y allí estaba, el silencio

    Decimos que leemos los labios, pero estos permanecen cerrados, tanto para la palabra como para el grito y el beso, abriéndose solo para el mordisco y el bocado.