Barcelona Sporting Club dejó escapar la oportunidad de depender de sí mismo para adjudicarse la primera etapa de la LigaPro Serie A 2021. Los toreros, en el estadio Monumental Banco Pichincha igualaron a 1 frente a Emelec el sábado, en el Clásico del Astillero, válido por la postergada fecha 11, “un empate con sabor a derrota”.

“El resultado duele”, reconoció Rolando Azas, asistente técnico del equipo canario, quien remplazó a Fabián Bustos. El entrenador argentino cumplió una suspensión.

“Será difícil, pero no imposible”, añadió el profesional paraguayo sobre la posibilidad que le resta a Barcelona para hacerse con la ronda en la última jornada. “Estamos con la cabeza en alto, esperando la última fecha”.

A falta de la jornada 15 de la fase, Barcelona es segundo clasificado con 28 puntos (+15 de gol diferencia), en tanto que Emelec, líder, llegó a 31 (+11). Los amarillos recibirán a Macará en Guayaquil y los azules visitarán al Manta para definir.

“Hipotéticamente, Emelec tiene la mejor chance de ganar la etapa, se nos puso cuesta arriba, pero nosotros no perdemos la esperanza”, manifestó Azas.

‘Emelec defendió bien’

A criterio de Azas, Barcelona no hizo un buen primer tiempo en su campo.

Antes de los 20 minutos de juego, el paraguayo Williams Riveros derribó en el área al delantero Alejandro Cabeza y el juez Luis Quiroz decretó la pena máxima. Al cobro fue el capitán uruguayo Sebastián Rodríguez, quien descolocó a Javier Burrai e infló las redes.

Los locales encontraron la igualdad en el complemento, a los 61 minutos, cuando Carlos Garcés tomó un rebote y superó al golero Pedro Ortiz. Para entonces, Barcelona estaba con un jugador más, debido a la expulsión del colombiano Alexis Zapata apenas iniciado el segundo tiempo.

“No hicimos un buen primer tiempo. Nos costó demasiado. Estuvimos bajos en nuestro nivel. En esto todos somos responsables. Eso, a pesar de que al minuto (tras volver de las duchas) nos encontramos con un jugador de más, creíamos que podíamos superarlo, pero fue un Emelec que defendió muy bien su área, que hizo lo imposible (por no recibir un segundo gol)”. Ese fue el análisis de Azas. (D)