Una nueva polémica surge en el fútbol ecuatoriano a raíz de la decisión de los árbitros de no prestar sus servicios e intentar paralizar el campeonato hasta que se cancele la totalidad de los valores adeudados por parte de la Liga Profesional de Fútbol de Ecuador. Y es que el organismo rector del campeonato ecuatoriano expuso en un comunicado que los 26 clubes afiliados (16 de Serie A y 10 de Serie B) aprobaron, “por el bienestar” del torneo, que la Comisión Nacional de Arbitraje de Ecuador (CNA) designe “reglamentariamente” a aquellos jueces que “sí quieran prestar sus servicios” para las competiciones, “incluyéndose a árbitros amateurs, si fuera el caso”.

“Lamentamos la postura de los prenombrados árbitros, pero nuestra industria del fútbol ha sido significativamente afectada por la pandemia (del COVID-19), lo que ha conllevado que, a la fecha, tampoco se puedan cancelar, de manera oportuna, los valores acordados con ellos”, señala el comunicado emitido por la LigaPro luego de una sesión con representantes de los clubes afiliados.

Dentro de los siete puntos que conforman la misiva, el organismo señala que “debemos evitar posiciones rígidas y encontrar soluciones acordes a nuestras actuales realidades económicas y financieras”. Asimismo, asegura que cancelar la totalidad de los valores adeudados con el gremio arbitral “es de imposible cumplimiento en los actuales momentos”. También se solicitó “trabajar juntos para sacar el torneo adelante”.

Publicidad

“Insistir en una paralización no beneficia a nadie; todos seremos perjudicados. Y, de darse este hecho, los clubes nos veremos obligados a actuar para que se apliquen los reglamentos, ante la insistencia o negativa de no dirigir, por parte de los árbitros designados a los respectivos partidos”, indica la entidad.

No obstante, el Club Sport Emelec salió al paso para aclarar que “no ha conocido previamente del contenido de dicho comunicado”, y “ni mucho menos, aprobado el mismo”. Agregando que el club “se mantiene al margen” de la polémica originada entre la LigaPro y el gremio arbitral.

Y en una carta de Nassib Neme, máximo directivo millonario, dirigida a Miguel Ángel Loor, presidente de la LigaPro, se asegura que la aclaración del club “representa una postura institucional”, ya que “ni usted (Loor) ni ninguna autoridad deportiva está en capacidad de asumir en nombre del Club Sport Emelec postura alguna”, y que “su reacción sugiere intolerancias que no están a la altura de su investidura como presidente de la Liga Profesional”.

Publicidad

Además, Neme le sugiere a Loor que “sus energías” deben ser “enfocadas a la solución del conflicto”, reiterando que tendrá “buena disposición y objetividad” por parte de Emelec.

“Lo invitamos a no personalizar controversias cuando tiene prioridades que atender y resolver en beneficio del fútbol nacional”, concluye Neme en su carta.

Publicidad

El pasado 8 de septiembre, el gremio arbitral aseguró que mantendrá su postura “firme” de no dirigir los partidos de LigaPro si no se cumplen “obligaciones vencidas”. En la misiva presentada a LigaPro, los réferis solicitaron el pago “total” de sus honorarios, “correspondientes a los meses de mayo, junio, julio y agosto”; mientras que la institución advertía que no cederá a “presiones”.

Para volver a dirigir, el gremio pide la cancelación de una deuda que “llega aproximadamente a un millón de dólares, correspondientes a los meses de mayo, junio, julio y agosto, en la serie A y B”. (D)