En Universidad de Chile los contagios se multiplican según avanzan las horas, detalló en su portal web el diario chileno La Tercera.

El COVID-19 parece no tener piedad con el equipo estudiantil, que suma y suma infectados de cara a la revancha ante San Lorenzo, por la Copa Libertadores. Este martes, los dirigidos por Rafael Dudamel viajarán rumbo a Buenos Aires con un diezmado equipo que intentará mantener el sueño intacto de meterse en la fase de grupos del certamen continental.

Este lunes, a primera hora, desde La Cisterna informaron de cinco casos positivos. Según detallan en un comunicado, tres de ellos corresponden al primer equipo y otros dos a juveniles. Durante los últimos siete días ya se habían informado cinco casos. Diez en total. Un brote que parece no tener freno.

En la dirigencia estudiantil no se quedaron de brazos cruzados. Enviaron una solicitud a la Conmebol para aplazar el duelo de este miércoles ante el equipo argentino, la que fue inmediatamente rechazada. La entidad con sede en Luque no permite la suspensión de encuentros por COVID, más allá de los contagiados que tenga cada elenco. ¿Ejemplo? Un equipo que sufrió con el virus fue Junior de Barranquilla, elenco que para la revancha frente a Coquimbo Unido, por la Copa Sudamericana, apenas tuvo trece jugadores habilitados, dos de ellos en la banca, por un brote que prácticamente los sacó del certamen internacional.

Publicidad

Una hora después de esta publicación, el presidente del equipo universitario confirmó la negativa desde Asunción: “Lo primero que hicimos fue tratar de aplazar el partido. Hoy nos respondió Conmebol y se nos señaló que por las bases no es posible aplazar el partido. El duelo se jugará”, señaló. Además, agregó: “Es frustrante lo que está pasando. Días antes de un partido de Copa Libertadores tenemos varios casos. Es una realidad que tenemos que enfrentar y en eso se está trabajando”.

Dudamel, por urgencia, deberá recurrir a los juveniles. Y descontando los dos infectados de las series menores, muchos de los canteranos del equipo laico tendrán la posibilidad de debutar con la camiseta azul. En la previa al encuentro, la U inscribió 44 jugadores, entre titulares y juveniles, por normativa de la Conmebol. (D)





Publicidad