En una noche hecha para que despuntaran Vinícius Júnior o Jude Bellingham, la estrella fue Endrick. El jugador del Real Madrid, en su tercera aparición con la selección, decidió el choque entre ingleses y brasileños con su primer gol con la Canarinha (0-1).

Endrick, que entró a veinte minutos del final por un intermitente Rodrygo Goes, aprovechó el rebote en un mano a mano errado por Vinícius para empujar el gol de la victoria en Wembley. Con el 21 a la espalda, Endrick, que apenas tenía dos partidos previos con este equipo, reinó en un duelo en el que estuvo desaparecido Jude Bellingham, el jugador más aclamado de la noche, pero que se vio perdido en una apática y decepcionante Inglaterra.

Condenas a Dani Alves y Robinho por agresión sexual son de los ‘capítulos más nefastos del fútbol brasileño’

Los de Gareth Southgate rebajaron sus propias expectativas para la Eurocopa con un partido más que gris, injustificable pese a las ausencias de jugadores como Harry Kane, Bukayo Saka y Cole Palmer. Para más inri, también se les lesionó Kyle Walker a los veinte minutos, pero no era excusa, Brasil venía en urgencias, sin Casemiro, Gabriel Magalhaes, Marquinhos y Gabriel Martinelli.

Publicidad

A Inglaterra se le exigía una marcha más y un grado mayor de control, y no fue capaz de darlo. Fue Brasil, la que sin necesidad de tener la pelota, llegó con más peligro, poniendo en evidencia a la dupla Harry Maguire-John Stones.

De haber estado más acertado el tridente Rodrygo, Vinícius y Raphinha, el partido hubiera tomado color verdeamarelo mucho antes. Porque Vinícius comenzó el festival de errores al encarar a Pickford en un balón en largo de Paquetá, desembarazarse de la carrera de Walker -ahí se lesionó el inglés- y, cuando su disparo superó al meta del Everton, el lateral del City se rehizo y recogió la pelota antes de que entrara en la portería.

Un disparo al palo de Paquetá y un error de Maguire que propició otro mano a mano errático de Raphinha volvieron a poner a prueba a los ingleses, que nunca dieron sensación de peligro, mientras Bellingham, algo pasado revoluciones, se llevó una tarjeta amarilla por una entrada a destiempo.

Publicidad

El jugador del Real Madrid, voluntarioso, pero perdido, pese a jugar donde el 10, terminó su actuación a los 67 minutos, y no pudo ver desde el campo cómo su futuro compañero les daba la estocada. Endrick, que entró en el minuto 71, no necesitó tocar la pelota hasta el gol.

Brasil lanzó un contraataque rápido en busca de la velocidad de Vinícius. El brasileño, mientras los ingleses pedían un fuera de juego que más tarde negaría el VAR, se abrió paso hasta el mano a mano y disparó, pese a tener a su derecha a Endrick solo.

Publicidad

El tiro lo tapó Pickford, pero el rebote llegó manso al futbolista de Palmeiras, que solo tuvo que empujarlo. Su primer baño de masas con la Canarinha.

Con sus andanzas de Pelé y un futuro brillante con 17 años, Endrick pudo hacer incluso un doblete, pero en el último instante falló un contraataque solo contra Pickford. El del Real Madrid acabó en el suelo, con las manos en la cabeza, incrédulo ante lo que acababa de lograr.

Ficha técnica:

Inglaterra (0)

Pickford; Walker (Konsa, m.20 (Gomez, m.67)), Stones, Maguire (Dunk, m.67), Chilwell; Rice, Gallagher (Mainoo, m.75), Bellingham (Bowen, m.67); Foden, Gordon (Rashford, m.75) y Watkins.

Publicidad

Brasil (1)

Bento; Danilo, Beraldo, Bruno, Wendell (Bremer, m.90); Guimaraes (Luiz, m.79), Gomes, Paquetá (Pereira, m.71); Vinícius (Maia, m.89), Raphinha (Sávio, m.78) y Rodrygo (Endrick, m.71).

Goles: 0-1. Endrick, 80 minutos.

Árbitro: Artur Soares (Portugal) amonestó a Bellingham (m.13) por parte de Inglaterra y a Paquetá (m.34) por parte de Brasil.

Incidencias: Partido amistoso disputado en Wembley, en Londres. (D)