Una caída de Sterling en el interior del área en el minuto 103, en la primera parte de la prórroga, ha cambiado por completo el rumbo del partido de semifinales entre Inglaterra y Dinamarca. El árbitro Makkelie entendió en directo que el contacto del jugador del Manchester City con Maehle era suficiente para señalar pena máxima.

No lo entendieron así los jugadores daneses, que protestaron enérgicamente al colegiado. La repetición, efectivamente, demuestra que el contacto era mínimo y que Sterling se desequilibró por la inercia de la carrera y por un choque insuficiente para pitar un penalti en un partido de tal trascendencia. Kane lo falló ante un heroico Schmeichel, pero aprovechó el rechace para acercar a los suyos a la gran final.

Iturralde González, árbitro del Carrusel Deportivo de la Cadena SER y de AS, explicó con detenimiento el protocolo y por qué el VAR no intervino para corregir al árbitro Makkelie: “No hay nada, pero hay contacto. Otra cosa es que no lo haya, pero... aquí no va a entrar el VAR. Yo estoy de acuerdo en que entre, pero no lo hace. Es un error del árbitro, pero no puede ser que el protocolo te dé esa salida. Es una gran incongruencia de UEFA”.

También consideró que la jugada no se debió detener por el hecho de que hubiera dos balones en el campo, ya que los jugadores no fueron conscientes de ello y no resultó decisivo en la acción.

Posteriormente, explicó el motivo por el que UEFA está siendo incongruente con el protocolo en esta Eurocopa: “Al señor Mateu Lahoz le echan de la Eurocopa por pitar un penalti que no es, en el que había un contacto. El VAR no le podía avisar, le dicen que no podía pitar ese ‘penaltito’ y que se iba para casa. Están asumiendo que había un error claro y manifiesto. Si me dices que me voy a casa por un penalti con contacto que no era, déjame que lo corrija con el VAR”.

Además de la acción individual que dio ventaja a Inglaterra, Iturralde criticó el rendimiento de Makkelie a lo largo del encuentro: “Es un arbitraje que no está acostumbrado al engaño, él tiene en mente que los ingleses no se tiran, que hay fair play. Está arbitrando con la historia, pero hoy los ingleses están demostrando ser más latinos que España e Italia juntos. Inglaterra le está engañando”. (D)