El director técnico de Arabia Saudita, el francés Hervé Renard dejó la impresión de tener algo de futurista o adivinador si se tiene en cuenta que cuando su equipo venció al de Argentina 2-1, en la primera fecha del Grupo C del Mundial de Qatar, declaró: “Los argentinos saldrán campeones del mundo”, premisa que se cumplió el domingo.

El pasado 22 de noviembre su combinado dio el mayor golpe, hasta ese momento, de la recién terminada Copa del Mundo.

“Los argentinos son los vigentes campeones de la Copa América, con buenos jugadores, pero esto es fútbol, es así a veces”, dijo Renard en la rueda de prensa posterior a ese duelo.

Publicidad

“Pasarán la fase de grupos y saldrán campeones del mundo”, añadió lo que parecía un vaticinio y ahora es una realidad.

No obstante, el equipo siguió por el mismo sendero que lo había conducido hasta Qatar: trabajo, compromiso y actitud. Con esos valores, el capitán pidió confianza y prometió sacrificio. Cumplió con creces.

El estratega, que antes del debut había declarado con soltura que “no creo que pasemos a la siguiente ronda, pero estamos para luchar contra los pronósticos”, tampoco se equivocó.

Publicidad

Arabia Saudita solo obtuvo tres puntos: el triunfo contra Argentina. Luego, no pudo sumar y quedó eliminada en la fase inicial.

En la final disputada el domingo, Argentina se impuso en penales 4-2 a Francia, tras igualar a 3 en el tiempo regular y los extras. (D)