Moisés Caicedo no la pasó bien este sábado en su segundo partido como titular en el Chelsea. En un repleto estadio Stamford Bridge, el centrocampista ecuatoriano tuvo un fatídico descuido en la mitad del campo apenas empezada la segunda parte y le costó carísimo a los blues. El delantero Anthony Elanga estuvo acertado en la definición y dio el triunfo (0-1) al Nottingham Forest, una derrota que contrasta con un mercado de fichajes muy activo del club londinense.

Caicedo acudió a la redes sociales para compartir de manera escueta sus impresiones del nuevo tropiezo en el campeonato inglés. No obstante, no se refirió al fallo por el que la prensa británica lo ha vuelto a señalar por errores.

“Triste por la derrota, pero volveremos más fuertes”, escribió en X (antes Twitter). “Te amo, Dios, aún más en la derrota”, agrega el joven de 21 años, que no ha empezado con buen pie su andadura en Londres.

Publicidad

En el minuto 47, Caicedo falló en un control en el medio campo, demasiado largo, al que no alcanzó su compañero Conor Gallagher y que activó el contragolpe. Tomó la pelota Taiwo Awoniyi, que esperó lo justo y lo necesario para el desmarque del sueco Elanga, solo ante el portero para anotar el 0-1 con calma, con sutileza, con un tiro certero fuera del alcance del español Robert Sánchez.

Se trata de la segunda acción desafortunada que protagoniza el exjugador del Brighton como mediocampista blue desde su debut en Premier el 20 de agosto, en un choque frente al West Ham. Luego de haber ingresado al cambio en el minuto 60, el de Santo Domingo de los Tsáchilas cometería una falta penal en el 90+4. Los hammers transformaron en gol y se quedaron con el triunfo (3-1) en London Stadium.

Los blues reaccionaron de inmediato y salieron en busca del empate. En el minuto 53, Caicedo recogió una pelota en la frontal del área y su remate fue rechazado por un jugador del Forest presuntamente con la mano, porque los locales reclamaron al árbitro. Niño Moi ganó con un enganche hacia adentro y su disparó potente se estrelló en la puerta del arco.

Publicidad

Fue sustituido en el minuto 76 por el neerlandés Ian Maatsen, con el partido ya cuesta arriba para el técnico Mauricio Pochettino, que nunca encontró la fórmula para sortear el repliegue de su adversario. Ni con Nicolas Jackson ni con la velocidad de Raheem Sterling ni con la posición por detrás del delantero Enzo Fernández, que pierde presencia en la distribución —su especialidad— ni con Gallagher ni con el desaparecido Malo Gusto ni con Caicedo ni con nadie de los que empleó el entrenador argentino.

Pochettino se mostró crítico al término del partido en zona mixta: “Cometimos un error. Un error que no podemos cometer”. (D)