El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Brasil negó este miércoles un recurso a Robson de Souza Robinho y dio un paso más dentro del proceso para la homologación de la condena por violación que recibió el exfutbolista en Italia.

La decisión fue tomada por una corte especial del STJ, que, por unanimidad, rechazó una petición de la defensa del exjugador del Real Madrid, Manchester City y AC Milan mediante el cual solicitaba que todo el proceso en el que fue condenado a nueve años de cárcel fuera traducido al portugués.

Se filtran los diálogos de los audios en los que Robinho habla sobre la violación a la joven en Italia

Robinho, que se encuentra en Brasil, aunque está sin pasaporte y, por tanto, impedido de dejar el país, fue hallado culpable por la Justicia italiana de participar en una violación colectiva contra una joven albanesa en una discoteca de Milán en 2013.

Publicidad

Robinho seguirá tranquilo en Brasil sin cumplir con la condena por violación en Italia

La sentencia es firme, pero la Constitución brasileña prohíbe la extradición de sus ciudadanos, ante lo cual las autoridades del país europeo pidieron la homologación de la sentencia para que pueda ser ejecutada en Brasil.

Una decisión favorable a Robinho este miércoles hubiera podido alargar durante meses el caso, pero los magistrados del STJ optaron por rechazar el recurso de la defensa, reactivando de nuevo el proceso para la eventual homologación de la pena.

Robinho denuncia a periodistas de Brasil por acoso: lo siguen su pedido de arresto de Italia

De esta forma, los abogados del exfutbolista, quien siempre ha negado las acusaciones, tienen ahora 15 días para manifestarse en relación al cumplimiento de la sentencia en Brasil.

Publicidad

El análisis sobre el recurso para traducir todos los autos en lengua portuguesa se arrastraba desde abril pasado en la corte especial del STJ y vino como consecuencia de un fallo del juez instructor del caso, Francisco Falcão.

En su decisión, el magistrado alegó que no tenía cabida el recurso porque Robinho estuvo amparado por sus abogados en todo el proceso penal en Italia, por lo que no habría razones para especular sobre posibles irregularidades durante el transcurso de la causa.

Publicidad

Esa tesis fue avalada hoy por el resto de colegas de la corte especial del STJ, órgano formado por quince jueces.

La violación ocurrió en 2013, cuando Robinho jugaba en el AC Milan, en una discoteca de esa ciudad italiana y en ella participó un amigo suyo, Ricardo Falco, que también fue condenado por ello.

La sentencia es definitiva y no caben más recursos. Robinho, exinternacional con la selección brasileña, siempre rechazó las acusaciones y aseguró que el sexo fue consentido. (D)