Una montaña rusa de emociones se vive en Francia en torno a Kylian Mbappé. Mientras los medios ya lo veían el viernes pasado a las “puertas de Madrid”, este lunes, a menos de 30 horas del cierre del mercado, daban por hecho que el prodigio francés permanecerá al menos un año en el PSG.

La novela Mbappé este mes de agosto se ha alimentado más de conjeturas, rumores y filtraciones que de comunicaciones oficiales.

La última partió del director deportivo del PSG, el brasileño Leonardo, quien convocó el miércoles 25 de agosto a algunos medios, dejando claro que no iba a retener a Mbappé contra su voluntad, pero si salía -advirtió-, sería “bajo las condiciones” del club.

El presidente del PSG, Nasser Al-Khelaifi, respaldó la versión de Leonardo el jueves 26 después del sorteo de Champions League. “Todo el mundo lo sabe; él lo sabe. Nuestra posición es muy clara y muy honesta”, dijo.

Publicidad

Leyendo entre líneas: queremos renovarlo, pero si el jugador lo rechaza y quiere irse, tendrá que ser de la manera que queramos.

Mientras el Real Madrid formuló un oferta de 160 millones por un jugador de 22 años cuyo contrato con el PSG vence en solo diez meses, rápidamente descartada por el club parisino; después, otra de 180 millones, que tampoco fructificó. Este lunes se rumoreaba con una última de 200 millones, desmentida por los parisinos.

La tarde de este lunes, RMC Sports, L’Equipe y Le Parisien anunciaban que el club presidido por Florentino Pérez se había levantado de la mesa. “Salvo sorpresa de última hora, Mbappé seguirá en el PSG”, coincidían los medios.

RMC Sports fue más lejos y aventuró que el PSG cargará de nuevo para renovar a uno de sus jugadores insignia. Este agosto, el delantero rechazó una oferta de 25 millones de euros limpios por temporada durante cuatro años, hasta 2026.

El interesado no ha hablado aún públicamente, aunque sí que lo hizo en el campo y a través de las redes sociales. Anotó un doblete en el triunfo del domingo ante el Reims, en el que supuso el debut de Leo Messi como jugador del equipo parisino. Celebró ambos goles.

En las redes, colgó mensajes, el sábado una foto con Messi en el entrenamiento del PSG; después del partido otra celebrando uno de sus tantos: “Tres puntos, dos goles, la noche perfecta”.

Publicidad

Tampoco su entrenador, el argentino Mauricio Pochettino, dio ninguna pista, limitándose a decir que Mbappé no le había comunicado que se iba.

El número 7 del PSG está ahora mismo en Clairefontaine, un refugio a 70 kilómetros de París en medio del bosque donde se entrena la selección de Francia. Debe jugar este miércoles 1 el partido ante Bosnia, clasificatorio para el Mundial de Catar de 2022 y que se disputará en Estrasburgo.

A su llegada a Clairefontaine, Mbappé constató, ante las cámaras de la Federación Francesa de Fútbol (FFF), que estaba “bien, tranquilo”. Como había jugado menos de 24 horas antes, el seleccionador Didier Deschamps le dio descanso en el entrenamiento de este lunes, igual que a otros 11 convocados.

Este martes habrá rueda de prensa de Deschamps y otro jugador. Muchos se preguntan si Mbappé romperá por fin su silencio. (D)