Granit Xhaka y de Rober Andrich le dieron el triunfo al Bayer Leverkusen de Xabi Alonso que dispara a once puntos la ventaja sobre el Bayern de Múnich en la Bundesliga.

El Leverkusen sigue invicto y el camino hacia al título parece despejado, aunque en la noche del viernes vivió pasajes en el partido en los que el equipo de las aspirinas tuvo algunas dificultades.

Ecuatorianos ya conocen a sus rivales en los octavos de final de la Europa League

El cuadro alemán se fue pronto en ventaja, con un golazo del suizo en el minuto 3 que, aprovechando un rebote tras un centro de Alejandro Grimaldo que había sido bloqueado, soltó un remate de pierna zurda de primera desde fuera del área, lejano, que contó con la falta de reacción de Zentner.

Publicidad

Bayer Leverkusen, con Piero Hincapié de titular, triunfa, estira invicto y se mantiene como líder de la Bundesliga

La constelación del partido, un líder intratable e invicto contra un equipo que está jugando contra el descenso, podía hacer pensar con el gol de Xhaka que el partido ya estaba encarrilado para el equipo de las aspirinas.

Sin embargo, el Maguncia encontró el empate pronto, en el minuto 8, en una jugada de estrategia con un remate de cabeza de Dominique Kohr.

Después el Leverkusen intentó desplegar su juego acostumbrado, se apropió de la pelota, combinó en todo el campo y también tuvo llegadas ante un Maguncia que se mostraba generalmente muy atento en defensa.

Publicidad

Y fue un nuevo error de Zentner, de bulto, el que terminó desequilibrando el marcador en el minuto 68 de la segunda parte.

Robin Zentner, golero del Mainz, lamenta su error, que le costó la derrota a su club ante el Bayer Leverkusen. Foto: EFE

En un momento en que el Leverkusen no encontraba espacios para entrar al área, Robert Andrich probó suerte de media distancia. El balón era de Andrich pero, al tratar de controlar la pelota, la manoteó hacia el fondo de la portería.

Publicidad

En el 80, el Maguncia se quedó con diez hombres por expulsión de Ngakam, con lo que la posibilidad de volverse a meter en el partido se hizo más difícil para el club del Palatinado.