Como “sumamente importante” calificó Francisco Torres Hadathy, presidente de la Federación Ecuatoriana de Golf (FEG), que Ecuador albergue desde hoy, y hasta el sábado 23 de octubre, los torneos sudamericanos juvenil y prejuvenil de este año, los cuales hallan campo en el Arrayanes Country Club (Distrito Metropolitano de Quito).

Diez países se dan cita en el escenario pichinchano para participar en cuatro categorías: individual, por equipos de hombres y mujeres y por equipos mixtos. Compiten delegaciones de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, con un total de 80 jugadores.

¿Qué trascendencia tiene para Ecuador que sea sede de estos certámenes?, se le consultó a Torres en diálogo telefónico. Respondió: “Es sumamente importante. Existe una relevancia tremenda, pues los campeonatos son seguidos por todas las organizaciones que lideran el golf en diferentes continentes. Los ganadores juegan el Mundial juvenil, en Japón. A la vez, es un evento que abre las puertas para otros certámenes más e incluso becas en universidades del extranjero. Son condiciones que le dan una categoría de élite al torneo. Es un orgullo que estén estos eventos en Ecuador”.

De acuerdo con un boletín de prensa, los combinados juvenil y prejuvenil de cada país están conformados por dos varones y dos mujeres, es decir, ocho golfistas por cada una de las diez delegaciones. Los tricolores son Ana Valentina Guarderas e Isabella Yu Lee, en juvenil damas; Avelina Ordóñez y Amalia Ortega, en prejuvenil damas; Renato Naula y Phillipe Thorin, en juvenil varones; y Manuel Corral y Agustín Moscoso, en prejuvenil varones.

En Ecuador, “los seleccionados salen por mérito propio”, dijo el presidente de la FEG, consultado sobre los procesos que sigue la entidad. Y detalló: “Son jugadores que empezaron a participar en los eventos de la Federación desde que tenían 6 o 7 años. Esto los ubica en un ranking, en el cual ganan puntos de acuerdo con los resultados que obtienen en los diferentes campeonatos. También ha tenido que ver el clasificatorio que hubo el mes pasado en Arrayanes. Obviamente, asimismo, se consideran criterios de entrenadores, pues son chicos que forman parte de nuestra escuela interna de alto rendimiento”.

Amalia Ortega forma parte de la selección prejuvenil que representa a Ecuador en el Torneo Sudamericano. Foto: Cortesía

A criterio de Torres, en cuanto a las posibilidades de destacarse que tienen los golfistas tricolores, “Ecuador ha ido equiparando fuerzas respecto de otros países” de América del Sur. Así, se explayó: “En la parte técnica, que era la pata de la que cojeábamos antes, hemos subido mucho. Esto, porque actualmente usamos las mismas herramientas que se usan en EE. UU. Tenemos, más o menos, la misma capacitación técnica. Lo que nos falta es cantidad de jugadores. Estamos bastante atrasados en eso. En el país se sigue manejando todo a través de clubes privados. Esperamos que en algún momento haya mayor acceso a este deporte. Los países líderes en Latinoamérica son Argentina, Colombia y Chile”.

Ecuador es miembro de la Federación Sudamericana de Golf, así como de la International Golf Federation (IGF), esta última reconocida por el Comité Olímpico Internacional como el organismo rector mundial de este deporte. (D)